News banner image

Noticias

Estudio del BID: muchas internaciones por enfermedades crónicas son evitables

Seminario en Salvador de Bahía sobre la epidemia de enfermedades crónicas en América Latina y el Caribe

Según un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la intervención temprana y una mejor atención primaria podrían evitar más de seis millones de internaciones anuales en América Latina y el Caribe causadas por enfermedades crónicas como el cáncer y la diabetes.

Esto representaría 16 por ciento del total de internaciones en la región, casi uno de cada seis pacientes que ingresan a un centro de salud debido a una enfermedad crónica.

El estudio fue publicado en ocasión del seminario Enfermedades crónicas, atención primaria y desempeño de los sistemas de salud: diagnóstico, herramientas e intervenciones, patrocinado por el BID junto con el gobierno del estado de Bahía y la Universidad Federal en Salvador de Bahía, del 6 al 8 de diciembre del 2011.

El evento reunió a representantes de órganos legislativos, organizaciones internacionales e investigadores destacados de América Latina y el Caribe, Estados Unidos y Europa para debatir soluciones para los desafíos que generan las crecientes enfermedades crónicas y para compartir sus mejores prácticas y experiencias adquiridas.

Las enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes, son en la actualidad las causas principales de muerte y enfermedad en América Latina y el Caribe. Representan 68 por ciento de las muertes y 60 por ciento de los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) debido a dietas poco saludables, falta de actividad física y aumento de la obesidad. Las personas de bajos ingresos son las más vulnerables ya que están expuestas a mayores factores de riesgo, tales como acceso limitado a servicios médicos y una menor capacidad para afrontar las consecuencias económicas que ocasionan las enfermedades crónicas.

El estudio del BID sostiene que la mayoría de las muertes causadas por enfermedades crónicas se pueden evitar. Hasta 80 por ciento de las enfermedades cardíacas, ataques de apoplejía y diabetes tipo 2 se podrían prevenir eliminando factores de riesgo como fumar tabaco o consumir alcohol, y fomentando dietas saludables y el ejercicio. También se comprobó que la atención primaria es altamente efectiva en la prevención ya que controla esos factores de riesgo mediante la asistencia psicológica y la medicación.

El estudio concluye en que mediante mejores sistemas de atención primaria y preventiva se podría reducir drásticamente la cantidad de internaciones y contribuir a la salud y la productividad de la población, así como a la formación de un sistema de salud más equitativo y eficaz.

Un estudio publicado en la revista académica británica The Lancet sobre países de ingresos medianos y bajos, entre ellos Argentina, Brasil, Colombia y México, estima que entre el 2006 y el 2015 un grupo de 23 países estudiados perderá unos US$85.000 millones de producción económica por enfermedades cardíacas, ataques de apoplejía y diabetes. Tan sólo la diabetes les cuesta a los países de América Latina y el Caribe alrededor de US$10.000 millones al año.