Pasar al contenido principal
El arte de la diáspora

 

Muchos haitianos han dejado su país natal en busca de una vida mejor en tierra extranjera. Entre ellos se encuentran los artistas, cuya visión especial es tema de la exhibición “Viva Haití!: Arte Contemporáneo de la Diáspora Haitiana”, presentada por el Centro Cultural del BID en reconocimiento al bicentenario de la independencia de este país caribeño.

 

“Porque he sido desplazado, nunca seré un haitiano sin conciencia”, comentó Edouard Duval-Carrié, uno de los artistas representados en la exhibición. “Estoy bastante perplejo por Haití. Amo a mi país y estoy tratando de entenderlo”.

 

La exhibición refleja el lazo emocional e intelectual de los artistas haitianos, quienes han construido su hogar en Francia, Canadá y los Estados Unidos. Asimismo se exhiben los trabajos de varios artistas que residen en Haití, pero dependen de coleccionistas y galerías extranjeras  para su sustento económico y reconocimiento profesional. Los 11 artistas contemporáneos son Pierrot Barra, Mireille Délice, Jeannot Jean-Philippe, e Yves Telemak en Puerto Príncipe; Edouard Duval-Carrié y Adler Guerrier en Miami; Marie-Hélène Cauvin y Marie-Denise Douyon en Montreal; Barbara Prézeau en Montreal y Puerto Príncipe; Elodie Barthélemy en Saintines (Francia); y Maxence Denis en París.

 

Los trabajos emanan inspiración del pasado y, al mismo tiempo, hacen homenaje a la diversidad y a la capacidad de cambio del país. Exploran símbolos nacionales como el libertador haitiano, General Toussaint Louverture, y sintetizan tradiciones heredadas como el Vudú.

 

“Las obras son una crítica tácita de la cultura haitiana, concebida y vivida como una leyenda paralizada en  el tiempo con estereotipos atrincherados, como un monolito cultural que no cambia”, comenta, en el catálogo de la exhibición, Francine Farr, ex director del Museo de Arte de Haití en Port-au-Prince.

 

El arte contemporáneo de la diáspora haitiana, comenta Farr, contradice cualquier hipótesis que sostenga que el arte producido por estos inmigrantes sea una mera expresión de “provincialismo retrógrada y romántica tradición burguesa”. La experiencia de la diáspora “libera al artista haitiano, al arte y a su público del pensamiento y la acción fatal, etnocéntrica y determinista”.

 

Los artistas de la diáspora haitiana son concientes de la carga histórica y sus prospectos para el futuro de Haití, comenta Félix Angel ,curador del Centro Cultural del BID. Varios de los artistas representados en esta exhibición expresaron su deseo de regresar a la vida, al trabajo y contribuir a la estabilidad y crecimiento de su país. “Ellos entienden que son la piedra angular de la fuerza espiritual de Haití”, comentó Angel, “y un verdadero logro de su potencial, tanto en su país natal como en el extranjero”.

 

Información Adicional

 

La exhibición es organizada por el Centro Cultural del BID y estará abierta hasta el 6 de agosto del 2004. Para más información acerca del Centro Cultural del BID y sus programas, por favor llamar al (202) 623-3774 o visitar la página www.iadb.org/cultural/index_sp.html. En el centro cultural se ofrece al público gratuitamente un catálogo a colores. Si se requieren fotos, por favor llamar al (202) 623-1213.

 

La galería de arte del Centro Cultural del BID está ubicada en la Avenida New York, N.W., 1300, Washington, D.C. La exhibición está abierta de lunes a viernes, de 11 a.m. a 6 p.m., y la entrada es gratuita. La estación de Metro más cercana es Metro Center.

 

Jump back to top