Pasar al contenido principal
BID propone a grupos de sociedad civil latinoamericana y caribeña profundizar trabajo conjunto

SAN JOSÉ, Costa Rica – En una reunión con organizaciones no gubernamentales de América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo propuso profundizar su trabajo conjunto con la sociedad civil.

“El BID y la sociedad civil tienen fortalezas que se complementan”, aseguró el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, en una sesión de diálogo con dirigentes de 64 ONG locales, nacionales e internacionales reunidas el miércoles en la capital costarricense.

 “El BID aporta la capacidad financiera y técnica para apoyar inversiones a gran escala en iniciativas para mejorar la calidad de vida de los pobres en América Latina y el Caribe (...). La sociedad civil organizada tiene la capacidad y la persistencia para ejercer las auditorías sociales necesarias para asegurar el éxito de tales iniciativas”, agregó. “Por eso, el BID y las organizaciones de la sociedad civil pueden y deben trabajar como verdaderos socios para lograr una mayor efectividad de las inversiones en el desarrollo”.

Los participantes propusieron mecanismos para mejorar la comunicación entre el BID y las organizaciones de la sociedad civil, de manera de lograr que sus intercambios sean más fructíferos y para que las salvaguardas ambientales y sociales del Banco se apliquen con mayor efectividad en los proyectos que financia.

Por su parte el BID reiteró su compromiso de crear consejos asesores de la sociedad civil en cada uno de los 26 países prestatarios de América Latina y el Caribe para que personas representativas del tercer sector brinden su consejo a las representaciones del Banco.

Durante el encuentro se discutieron temas como la prevención y mitigación de impactos negativos de los grandes proyectos de infraestructura; la fiscalización de la transparencia en programas financiados por el BID y la necesidad de asegurar beneficios económicos para las comunidades locales en donde se hacen inversiones como usinas hidroeléctricas.

Asimismo se abordaron los grandes planes como el Plan Puebla Panamá y la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana.

Se trató también la propuesta formulada en enero por un comité de la Asamblea de Gobernadores del BID para reducir las deudas de Bolivia, Guyana, Haití, Honduras y Nicaragua. Los gobernadores de los 47 países miembros del BID deben votar sobre esta iniciativa antes de su próxima reunión en marzo en Guatemala.

Varios participantes instaron al BID a trabajar de cerca con organizaciones de base de los pueblos indígenas y de comunidades negras en la región. En ese contexto Moreno mencionó una nueva iniciativa, Oportunidades para la Mayoría, dirigida a ampliar el acceso de las personas de bajos ingresos de la región a herramientas que pueden facilitarle la acumulación de bienes como la vivienda y el ahorro o para mejorar su calidad de vida, como los servicios básicos o el transporte público.

En esta iniciativa el BID buscará alianzas con entidades del sector privado y de la sociedad civil para impulsar proyectos innovadores con potencial para ser llevados a gran escala y hacer llegar sus beneficios a mayores números de personas.

El BID celebra reuniones con organizaciones de la sociedad civil anualmente. El encuentro en Costa Rica fue el séptimo de su tipo.

Jump back to top