Pasar al contenido principal
Bancos al servicio de remesas y microfinanzas

Las instituciones microfinancieras de América Latina y el Caribe necesitan involucrarse en las remesas para servir a millones de nuevos clientes de bajos ingresos. En vísperas del Foro Interamericano de la Microempresa, que se celebra el jueves y el viernes en Cartagena, Colombia, el Fondo Multilateral de Inversiones del BID instó a las instituciones microfinancieras de América Latina y el Caribe a involucrarse en las remesas para servir a millones de nuevos clientes de bajos ingresos.

El gerente del FOMIN, Donald Terry, señaló que la banca comercial ya está entrando en este terreno tradicionalmente dominado por las empresas de transferencias de dinero. Asimismo, agregó, grandes bancos están comenzando a interesarse en las microfinanzas como posible línea de negocios.

“El futuro pasa por el vínculo entre las microfinanzas y las remesas”, dijo Terry en un seminario organizado por el FOMIN sobre las remesas a Colombia. “Por eso les sugiero, los desafío, les ruego que se involucren, porque los grandes bancos ya lo están haciendo”.

América Latina y el Caribe recibirá más de 40.000 millones de dólares en remesas este año, según estimaciones del FOMIN. Estos recursos son enviados mayormente por emigrados que residen en América del Norte y Europa. Para muchos países latinoamericanos, las remesas representan la principal fuente de ingresos de divisas, superando a sus exportaciones tradicionales, la inversión extranjera directa y los recursos brindados por la cooperación internacional.

Algunas instituciones microfinancieras latinoamericanas ya están participando activamente en el rubro de las remesas. Nancy Barry, presidenta de Women’s World Banking, una de las grandes redes internacionales de instituciones microfinancieras, observó que uno de los casos más notables corresponde al Banco Solidario de Ecuador, que en pocos años ha llegado a distribuir alrededor del 10 por ciento de las remesas enviadas por ecuatorianos residentes en España.

Este banco, que trabaja principalmente con micro y pequeñas empresas, ha trabado alianzas con las grandes cajas de ahorro y crédito españolas para ofrecer servicios más económicos a los emigrados. Asimismo ha elaborado productos financieros diseñados específicamente para las personas que envían remesas y sus familias. Uno de ellos es el crédito para vivienda que permite a los ecuatorianos que viven en España adquirir propiedades en su país de origen sin tener que registrarlas a nombre de terceros.

Además, hay otros casos exitosos en Bolivia, El Salvador, Haití y México. Sin embargo, la región latinoamericana aún no ha desarrollado el vínculo entre las remesas y las microfinanzas tanto como lo han hecho otros países como India y Filipinas. En América Latina, sólo un porcentaje ínfimo de las remesas pasan por el sistema financiero formal. Debido a ello, señaló Barry, se pierden innumerables oportunidades de brindarle a millones de personas de bajos ingresos acceso a servicios financieros como las cuentas de ahorro, las tarjetas bancarias, los micropréstamos y los créditos para la vivienda.

Encuesta sobre remesas a Colombia

En el mismo seminario se presentó un estudio de las remesas en Colombia realizado por la encuestadora Bendixen & Associates para el FOMIN. Unos 4 millones de colombianos reciben remesas, cuyo monto ascendería a unos 4.460 millones de dólares este año, según la encuesta. Esta suma supera a los ingresos de Colombia por la exportación de petróleo.

A diferencia de los emigrados de otros países latinoamericanos, los colombianos que salen de su patria no lo hacen con el propósito de enviar dinero a sus familiares sino que comienzan a hacerlo una vez que se han asentado en su lugar de destino. Asimismo, entre quienes reciben remesas en Colombia hay una proporción mucho más alta de personas con estudios universitarios y con cuentas bancarias que en el resto de la región.

El Foro Interamericano de la Microempresa será inaugurado el jueves por la mañana por el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos; el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; y el presidente del BID, Enrique V. Iglesias.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, llegará a Cartagena el jueves por la tarde para entregar los premios anuales del BID a instituciones que sobresalen por su apoyo al desarrollo de la microempresa en América Latina y el Caribe.

Jump back to top