Noticias

Avances del gasto fiscal clave para el financiamiento del cambio climático

SANTIAGO, Chile – Avances sobre los elementos básicos para construir una metodología que identifique el gasto público en cambio climático y produzca información para los tomadores de decisiones, ha sido el principal resultado de un taller regional realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Hacienda de Chile, en colaboración con instituciones regionales e internacionales y con gobiernos de América Latina y el Caribe.

El taller abordó el tema clasificación presupuestaria de gasto público en cambio climático y en el mismo hubo coincidencias en que esa metodología debería ser consistente con los sistemas de registro contable y clasificación estadística de uso internacional, y contribuya igualmente a la consistencia del financiamiento público con los objetivos del Acuerdo de París.

El objetivo del BID, a través de su plataforma NDC Invest®, es aunar esfuerzos con los países de la región y con instituciones internacionales, para responder a la necesidad de contar con una metodología integrada de identificación y clasificación de gastos en acciones climáticas, porque un mejor gasto público representa mejores oportunidades de desarrollo económico para la región.

El taller destacó el apoyo del BID a los países en la implementación de sus compromisos nacionales bajo el Acuerdo de París, particularmente en un año clave como este cuando Chile y la región hospedarán la COP25, que tendrá lugar en Santiago este diciembre. 

El cambio climático impone grandes desafíos para el desarrollo económico y social de nuestra región. En diciembre de 2015, la comunidad internacional definió el principal marco de respuesta ante esta amenaza, el Acuerdo de París, dentro del cual los países someten Contribuciones Nacionalmente Determinadas, o NDCs por sus siglas en inglés.

Las NDCs recapitulan los esfuerzos nacionales para estabilizar el incremento promedio de la temperatura en un nivel inferior a los 2°C. Este nivel representa el techo que es necesario para evitar los impactos más fuertes del calentamiento global, en términos de la magnitud de sus impactos sobre la sociedad y los recursos naturales. Alcanzar los objetivos del Acuerdo de París representa un desafío económico y técnico que requiere de grandes esfuerzos de planificación y gestión económica y social.

América Latina y el Caribe se encuentra entre las regiones más vulnerables a los efectos negativos del cambio climático y, según el Global Climate Risk Index 2015, varios países latinoamericanos están entre los más afectados por eventos climáticos extremos. Dicha vulnerabilidad lleva a prever consecuencias importantes hacia futuro. Estudios muestran que los costos económicos a 2050 podrían ubicarse entre el 1,5% y 5,0% del PIB regional.

Dados los graves impactos actuales del cambio climático en la región y los riesgos que este supone a futuro, así como también las oportunidades para incrementar la inversión y mejorar la calidad de vida de la población a través de una economía baja en carbono y más resiliente, resulta fundamental establecer el gasto climático entre los temas más importantes en los debates actuales de gasto fiscal.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Contacto de prensa
Más Información

Huascar Eguino
Especialista del BID Gestión Fiscal
huascare@iadb.org 

Raul Delgado 
Especialista del BID Cambio Climático
rdelgado@iadb.org