Pasar al contenido principal
Uruguay mejorará infraestructura de drenaje urbano en Montevideo con apoyo del BID

Préstamo de US$20,5 millones beneficiará directamente a 4.500 personas, tres áreas críticas y zonas contiguas que son afectadas por las inundaciones

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$20,5 millones para financiar la mejora en la infraestructura de drenaje urbano de la ciudad de Montevideo, Uruguay, beneficiando a unas 4.500 personas. También beneficiará a zonas contiguas afectadas por el deterioro ambiental y urbano provocado por las inundaciones con aguas residuales y pluviales, y por las restricciones en el tránsito de vehículos. 

El proyecto apunta a minimizar los impactos causados por la carencia o insuficiencia de drenaje urbano, principalmente en la cuenca alta del Arroyo Seco (Barrio Krüger), la cuenca alta del Arroyo Quitacalzones (Barrio Jacinto Vera) y la cuenca de la Cañada Peabody (Barrio Lezica) de la capital uruguaya, que son periódicamente afectadas por las inundaciones, y en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro donde, adicionalmente, se financiarán obras de agua potable y saneamiento. 

Para ello, se construirán obras de drenaje pluvial, entre las que se encuentran tanques de amortiguación de crecientes, conductos para incrementar la capacidad hidráulica, aliviaderos para evacuar excesos de cursos de agua preestablecidos y estructuras complementarias. 

Los barrios donde se ejecutarán las obras fueron priorizados en función de la frecuencia con que sufren las inundaciones, así como la magnitud del impacto causado sobre los habitantes, las viviendas y las vías de cada lugar.

“Los proyectos individuales priorizados permitirán ampliar la capacidad de la infraestructura existente y extender el servicio de drenaje pluvial a zonas urbanas fuertemente impactadas por las inundaciones”, dijo Sergio Campos, jefe de equipo del proyecto del BID. 

La operación financiará igualmente la instalación y equipamiento de 12 estaciones hidro-meteorológicas para fortalecer la red pluviométrica de la ciudad. Las estaciones proveerán información de utilidad en el diseño de obras futuras y en la detección de variaciones en el régimen de lluvias que podrían estar asociadas con el efecto del cambio climático. 

El préstamo del BID de US$20,5 millones tiene 25 años de plazo con 4 años de gracia y tasa de interés variable basada en LIBOR, y se complementa con una contrapartida local de US$10 millones.

Jump back to top