Pasar al contenido principal
Tolerancia cero para la corrupción
“El Presidente del BID, Enrique Iglesias, no tolera en absoluto la corrupción”, afirmó el Vicepresidente Ejecutivo del BID, Dennis E. Flannery, en un almuerzo abierto al público en el marco del Foro de las Américas.

Flannery agregó que para combatir la pobreza y alcanzar los objetivos propuestos para el desarrollo de la región se debe combatir la corrupción, ya que divierte los escasos fondos de ayuda para el enriquecimiento de unos pocos y representa una amenaza a las instituciones democráticas.

Siguiendo las pautas establecidas en el documento titulado La consolidación de un marco sistemático contra la corrupción,   aprobado por el Directorio Ejecutivo en el 2001, el BID continúa implementando reformas institucionales y a nivel de proyecto para combatir la corrupción en los países miembros. En el documento se identifican tres líneas de acción:

  • Apoyar a los países prestatarios en sus actividades para combatir la corrupción. El Vicepresidente Ejecutivo dio varios ejemplos de la continua lucha contra la corrupción en la región. Entre estos se encuentra un préstamo por US$5 millones para modernizar y consolidar a la Corte de Cuentas en Brasil, la cual se encuentra a cargo de la auditoría del poder legislativo y cuenta con jurisdicción en todo el país. Un préstamo por US$21,6 millones otorgado en julio de 2000 a Honduras para la preparación de informes de inspección de las compras gubernamentales para 240 proyectos del sector público.
  • Asegurarse que el personal del BID, en su calidad de empleados civiles internacionales, cuenta con pautas claras para su comportamiento.
  • Asegurarse que los instrumentos de control internos minimizan la ocurrencia de la corrupción o el fraude en las actividades del Banco, y especialmente en la formulación y la implementación de las operaciones de préstamo financiadas por la institución.

 

En marzo del año 2001 se creó el Comité de Supervisión del Fraude y la Corrupción (CSFC), con el objetivo de brindar servicios de “supervisión interna crítica para prevenir, detectar y enfrentar el fraude y la corrupción”. La creación de este Comité representa el primer paso hacia la implementación de un marco sistemático en toda la institución para combatir la corrupción. Este Comité tiene a su cargo, entre otras funciones, la investigación de las alegaciones de fraude y de corrupción formuladas contra el personal o   referentes a las actividades del Banco, la supervisión de la puesta en vigor de las recomendaciones que se desprenden de esta investigación, y la asesoría al Presidente en referencia a aquellos casos que deban referirse a las autoridades nacionales pertinentes.

Flannery agregó que próximamente se aprobará una nueva y revisada versión del Código de Ética para el personal del BID. Este nuevo código contiene los principios básicos que rigen la conducta de los funcionarios. Asimismo, se preparará un borrador del Código de Ética para los Directores Ejecutivos.

 

 

Jump back to top