Pasar al contenido principal
República Dominicana recibirá US$80 millones del BID para fortalecer la red de protección social

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$80 millones para consolidar y hacer más eficiente al programa Solidaridad, la red de protección social de República Dominicana, mejorar la acumulación de capital humano entre las familias pobres beneficiadas e incrementar la calidad de los servicios de salud. 

El préstamo apunta a proteger el gasto de las familias pobres, dar incentivos que generen mayor demanda por los servicios de salud, nutrición y educación, e informar oportunamente a los beneficiarios sobre el cumplimiento de sus responsabilidades. Se prevé que Solidaridad —el programa dominicano de transferencias condicionadas— mantenga una cobertura de 600.000 hogares en 2012. 

“Con este programa queremos romper el círculo de la pobreza aumentando el acervo de capital humano de los pobres que ahora está muy por debajo del promedio nacional, lo que reduce sus probabilidades de un mejor futuro”, dijo Ignez Tristao, especialista en salud del BID y jefa del equipo de proyecto. 

A pesar de importantes inversiones en el sector y avances como la creación de un sistema de gestión clínica de servicios de salud (SGC), se determinó que hay que fortalecer la provisión de éstos en cuanto a la habilitación de establecimientos médicos, capacitación de recursos humanos y la organización y estructuración de la oferta. 

En este sentido se tiene previsto completar la habilitación de 252 centros de atención primaria (CAP), establecer centros de vacunación, fortalecer la red de laboratorios y bancos de sangre. También se espera extender el uso del SGC —el cual ha establecido registros electrónicos de pacientes en todo el país— lo que implica poner en marcha el módulo de referencia y contra-referencia de pacientes, registro de vacunaciones y vincularlo a servicios complementarios tales como los laboratorios, entre otros. 

El programa también abordará desafíos tales como la sobreedad escolar y la marcada caída de la asistencia escolar después de los 14 años. Para ello, se estará analizando la introducción de un nuevo esquema de pago de transferencias por cada niño matriculado. A mayor grado escolar mayor será el incentivo económico para las familias. 

Dado que los embarazos tempranos en la población pobre es una de las principales causas de deserción escolar, se apoyará al Ministerio de Salud Pública en la sensibilización sobre temas de desarrollo personal, salud sexual y reproductiva y en la capacitación de los recursos humanos que atienden a los adolescentes. 

Cerca de US$42,7 millones se destinarán a financiar las transferencias condicionadas que hayan cumplido con el esquema de corresponsabilidades. El presupuesto anual del gobierno para este rubro es de US$130 millones. 

Esta operación es la tercera de un programa de fases múltiples en apoyo al programa de protección social de la República Dominicana. Este préstamo tiene un plazo de 25 años, un período de gracia de 2 años y una tasa basada en LIBOR. La agencia ejecutora es el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS).

Jump back to top