Pasar al contenido principal
Presidente del BID, Enrique V. Iglesias, insta a ampliar apoyo a la microempresa en América Latina y el Caribe

BARCELONA - El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique V. Iglesias, alentó a instituciones europeas, latinoamericanas y caribeñas a forjar lazos más fuertes para mejorar los servicios que prestan a la microempresa, la mayor fuente de trabajo en América Latina y el Caribe.

Al inaugurar una sesión plenaria del III Foro Interamericano de la Microempresa sobre la creación de tales alianzas transaltánticas, Iglesias señaló que las microempresas brindan empleo a más de 120 millones de personas en la región, especialmente en las poblaciones más pobres.

Durante épocas de crisis, agregó el titular del BID, son los integrantes de los grupos sociales más vulnerables, y en especial las mujeres, quienes se vuelcan a la actividad microempresarial para tratar de generar ingresos y mantener a sus familias.

"Los equilibrios macroeconómicos son fundamentales, son puntos de apoyo sin los cuales ningún desarrollo es posible, pero son limitados", afirmó Iglesias. "América Latina ha hecho en los últimos años una revolución macro; tiene que hacer la revolución micro. Y en esa revolución, estas pequeñas empresas juegan un papel central".

Entre los más de 500 participantes en la plenaria se encontraban la Reina Sofía de España y la Infanta Cristina, quienes manifestaron un vivo interés por las actividades del foro inaugurado el martes en la Llotja, la antigua sede de la bolsa de comercio de Barcelona.

Durante cuatro días, representantes de gobiernos, entidades donantes, instituciones del sector privado y organizaciones de la sociedad civil, especialistas y académicos de Europa, América Latina y el Caribe analizarán las experiencias más exitosas y las técnicas más innovadoras para alentar el desarrollo de la microempresa.

El encuentro organizado por la Unidad de Microempresa del Departamento de Desarrollo Sostenible del BID y patrocinado por la Agencia Española de Cooperación Internacional concluirá el viernes.

En su presentación Iglesias destacó el continuo apoyo que han prestado los gobiernos europeos al sector microempresario, citando como ejemplo a las iniciativas de España, Suecia, Noruega, Bélgica y Luxemburgo y los pioneros fondos fiduciarios confiados por la Unión Europea a la gestión del Banco que han permitido la financiación de muchos más proyectos en la región.

Asimismo, apuntó que, además de aumentar la variedad y la calidad de los servicios financieros y empresariales que necesitan los microemprendedores, hay varias asignaturas pendientes que demandarán esfuerzos coordinados de todos los sectores.

Por parte del sector público, se deberán mejorar las leyes y las regulaciones que muchas veces traban el desarrollo de las empresas más pequeñas y frágiles. Por parte del sector privado, hará falta un apoyo contundente en actividades como los programas de microfinanzas. Por parte de las instituciones benéficas y las organizaciones no gubernamentales, se necesitarán estrategias y prácticas más empresariales para ampliar y perfeccionar sus servicios para lograr mayor eficiencia e impacto.

A través de sus diversos programas el BID alienta y apoya tales esfuerzos, ya sea como asesor en las reformas de marcos regulatorios, como co-inversor o co-prestamista en iniciativas de microcrédito o como impulsor del fortalecimiento de las entidades latinoamericanas y caribeñas que trabajan en el campo de la microempresa.

Iglesias puso como ejemplo de las iniciativas que quiere propiciar el BID un novedoso "concurso de innovaciones" que espera lanzar próximamente su Fondo Multilateral de Inversiones.

Este fondo autónomo administrado por el Banco tiene previsto ofrecer 10 millones de dólares en donaciones para respaldar proyectos de ONGs, firmas consultoras o universidades que marquen nuevos rumbos en materia de mejorar la calidad de vida y la productividad de los emprendedores más humildes de América Latina y el Caribe.

En ese sentido, el foro realizado en Barcelona busca servir de catalizador de ideas e iniciativas y especialmente aprovechar la amplia experiencia europea en la promoción de la pequeña y mediana industria y la microempresa.

Otros paneles del foro abordarán temas como el uso de Internet para desarrollar la microempresa, el impacto de las crisis económicas en las microfinanzas, la cooperación española en microfinanzas y casos exitosos de empresariado social.

Por otra parte, en una ceremonia que se celebrará el jueves 19 de octubre por la noche en el Palau de la Generalitat, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, y el presidente Iglesias entregarán los Premios Interamericanos al Desarrollo de la Microempresa.

Con estos galardones el BID distingue los aportes extraordinarios de instituciones y personas que apoyan el progreso de los microempresarios de América Latina y el Caribe.

El BID, la principal fuente de financiamiento multilateral para sus 26 países prestatarios, ha dedicado unos 800 millones de dólares en más de 500 proyectos para impulsar la microempresa desde 1978.

Jump back to top