Pasar al contenido principal
Presidente del BID anuncia respaldo a Bolivia

LA PAZ, Bolivia – El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique V. Iglesias, se reunió hoy con el presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, para analizar el nuevo plan de gobierno y ofrecer el respaldo de la institución a las medidas de emergencia y a la estrategia de desarrollo sostenible que se anunciará próximamente.

El BID ha sido la institución que ha realizado el mayor aporte de alivio de la deuda de Bolivia bajo la iniciativa conocida como HIPC de reducción de la deuda de los países pobres altamente endeudados, por una cifra nominal de 868 millones de dólares, equivalente al 36 por ciento del total de los recursos de alivio.

Iglesias, que preside una misión especial del Banco a Bolivia, expresó su convicción sobre la capacidad del país y sus autoridades para llevar adelante acciones que permitan superar la difícil situación económica, complicada por las turbulencias que aquejan a la región.

“Bolivia ha sido uno de los países más fuertemente afectados por la crisis regional, situación que exige respuestas oportunas”, dijo Iglesias al anunciar que en el próximo trienio la asistencia del BID a los planes de inversión pública podría ascender a alrededor de 1.000 millones de dólares, correspondiendo la mitad de estos recursos a desembolsos en proyectos ya aprobados y la otra mitad a nuevas operaciones previstas hasta el 2005.

Los préstamos del BID a Bolivia provienen del Fondo para Operaciones Especiales, que ofrece financiamientos a los países pobres a tasas de interés muy bajas.

Las aprobaciones durante el 2003 totalizarían préstamos en condiciones concesionales por alrededor de 210 millones de dólares --el monto más elevado destinado por el BID a Bolivia de los últimos años-- en proyectos para la reforma fiscal, la profundización de la reforma educativa y el desarrollo productivo rural. Además, el Departamento del Sector Privado del BID está desarrollando operaciones por aproximadamente 110 millones de dólares, destinadas al área de transporte de gas natural y a un ambicioso proyecto de telecomunicaciones.

Iglesias anunció también que el Directorio del BID considerará la aprobación de recursos de libre disponibilidad por 100 millones de dólares para apoyar medidas para superar la crisis. “Estos recursos ayudarán a su vez a realizar reformas que facilitarán el retorno de Bolivia a una senda de crecimiento y estabilidad”, agregó.

El BID ha recibido también con interés la decisión del Gobierno de revisar la Estrategia Boliviana de Reducción de la Pobreza (EBRP), principalmente en los aspectos de competitividad y productividad.

Enrique V. Iglesias indicó que la consecución de las metas de desarrollo del milenio acordadas en el marco de las Naciones Unidas y la sostenibilidad de los logros en reducción de la pobreza van a depender no solamente de la ampliación de los servicios de educación y salud, sino también de la capacidad de la economía de crear empleos productivos.

La revisión de la EBRP coincide con la preparación de la nueva estrategia del BID para Bolivia y el Banco está brindando su apoyo a la realización de talleres y estudios que permitan definir acciones y políticas para el desarrollo de temas clave, tales como transporte; recursos naturales; agua y uso de la tierra; inclusión social y desarrollo rural integral.

Programa 2002

En su visita a Bolivia, Iglesias elogió la coordinación permanente entre la Representación del BID en el país y los organismos ejecutores, que ha posibilitado un acelerado ritmo de desembolsos, que totalizarían más de 110 millones de dólares en 2002.

El BID tiene previsto completar este año la aprobación de nuevos financiamientos que suman más de 116 millones de dólares, destinados a proyectos tales como la construcción del corredor vial Santa Cruz-Puerto Suárez, que permitirá conectar una de las áreas más productivas del país con el mercado de Brasil; el aprovechamiento del potencial turístico de Bolivia, con participación comunitaria; y el fortalecimiento de su capacidad de negociación comercial.

El Fondo Multilateral de Inversiones del Grupo BID, que promueve el desarrollo del sector privado mediante donaciones e inversiones, ha cumplido un papel relevante en Bolivia en el sector de microempresas y en apoyo al marco institucional para impulsar al sector privado, y prevé aprobar este año dos donaciones por 1,5 millones de dólares. El programa de donaciones del BID para cooperaciones técnicas y pequeños proyectos del 2002 asciende a 2 millones de dólares.

Jump back to top