Pasar al contenido principal
Pelé y BID impulsan inversiones en fútbol para apoyar desarrollo de América Latina

"Es esta la primera vez en que un banco abre sus puertas ‘a la familia del deporte’ para que empresarios y presidentes de clubes puedan discutir sobre el fútbol como deporte profesional y como actividad comercial en América Latina", afirmó hoy el ex ministro de Deportes de Brasil, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, al inaugurar el seminario "El futuro de las inversiones en fútbol en las Américas" en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo.

"Años atrás hubiera sido impensable una reunión de este tipo", dijo Pelé, quien se congratuló de formar parte de la iniciativa impulsada por el BID y la Embajada de Brasil en Estados Unidos.

Pelé indicó que el deporte en América Latina como actividad económica no ha evolucionado suficientemente y que existe un gran potencial para el desarrollo comercial en torno al fútbol y para la generación de empleos, dado que el deporte representa menos de un 1 por ciento del producto bruto en la región, mientras que en el mundo más desarrollado su aporte a la economía es de un 4 por ciento del producto bruto de los países.

El seminario, que fue inaugurado por el presidente del BID Enrique V. Iglesias, Pelé, el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger y el embajador de Brasil en Estados Unidos Rubens Barbosa, contó con la presencia de trescientas personalidades, inversores y representantes de federaciones, clubes de fútbol, empresas vinculadas con el deporte y periodistas.

Pelé e Iglesias destacaron la importancia de promover al fútbol como alternativa de inversión para el desarrollo económico y la promoción social en América Latina y el Caribe. Dado que la región posee una gran población joven, con más del 50 por ciento de sus habitantes de menos de 24 años, el deporte ofrece una vía para la socialización y para mantener a los jóvenes lejos de la droga y la violencia.

"El fútbol es un deporte con múltiples dimensiones, ofrece oportunidades de inversión por su potencial de retorno económico, pero es también un deporte cuya popularidad no tiene límites de clase social, raza, religión, sexo o nivel educativo", afirmó el presidente del BID. "El fútbol es por eso un instrumento importante para el desarrollo y la integración regional".

Iglesias elogió a Pelé por sus valores como modelo integral de deportista, funcionario, empresario y ciudadano y su compromiso al retirarse como jugador de trabajar en favor de los niños pobres de su país mediante programas deportivos. Agregó que el Banco cifraba grandes expectativas en aprovechar la experiencia de Pelé al iniciar un nuevo sector de actividad en el deporte como vehículo de promoción económica y social.

"El desarrollo hoy en día debe buscar conciliar el progreso económico con la justicia social. El crecimiento económico debe estar sustentado en el cuidado del medio ambiente y del patrimonio cultural y conciliar los beneficios de la integración mundial con la preservación de los valores culturales nacionales y la libertad económica, social y política", dijo Iglesias. "La libertad se conquista con una sólida democracia y con la eliminación de la pobreza", agregó.

Pelé ha promovido al deporte en su país y el mundo en muy diversas formas, desde la actividad comercial hasta las olimpíadas para incapacitados, "mostrando que no hay barreras cuando habla la pasión humana", dijo Iglesias.

Kissinger, quien se asoció a la propuesta, elogió a Pelé, el más grande futbolista del siglo XX, y señaló que era importante rescatar la pasión que genera el deporte, un medio accesible a todas las personas por igual, pero que el entusiasmo que despierta el fútbol debe ser organizado y canalizado apropiadamente.

El presidente de las Ligas Mayores de Fútbol de Estados Unidos, Don Garber; el presidente de la Confederación Norte, Centroamérica y Caribe de Fútbol (CONCACAF), Jack Warner; el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), Nicolás Leoz, y otras personalidades de grupos internacionales presentaron sus puntos de vista en otro panel sobre las oportunidades de inversión en el deporte.

Durante la tarde, una mesa redonda con inversores internacionales, federaciones de fútbol nacionales e internacionales, clubes y equipos de las Américas y compañías dedicadas a la comercialización y la comunicación en el deporte identificará formas de promover las relaciones comerciales.

El Banco Interamericano de Desarrollo apoya y explora nuevas áreas de actividad a través del fútbol al alentar la propuesta de ideas, proyectos y asociaciones que permitan aprovechar el potencial de rentabilidad económica del deporte y su fácil acceso popular en favor del desarrollo de los jóvenes, en particular de los más pobres.

Jump back to top