Pasar al contenido principal
Nuevo estudio del BID destaca rol de Banca Pública para movilizar capital privado hacia proyectos de infraestructura  

CARTAGENA, Colombia – Los Bancos Nacionales de Desarrollo (BND) son unas de las principales instituciones responsables por el financiamiento de largo plazo para proyectos de infraestructura en América Latina y el Caribe, de acuerdo con hallazgos de un próximo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentado durante la Cumbre Finanzas en Común (FiCS), que se realiza del 4 al 6 de septiembre en la ciudad de Cartagena, Colombia. 

Los BND fueron la segunda fuente de financiación de proyectos de infraestructura desarrollados bajo esquemas de Project Finance entre el 2004 y el 2021, después del sector privado, con una participación del 20,5%, de acuerdo con el estudio.

El estudio muestra que 26 entidades en 10 países participaron en la financiación privada de infraestructura bajo el esquema de Project Finance. Agua y energía, con una contribución del 24,4% y 23,7%, respectivamente, fueron los sectores que tuvieron mayor inversión de BNDs para el mismo periodo.  El estudio apunta que los países donde los BND tienen una mayor actividad financiando infraestructura son Brasil, México, Colombia y Chile.

“Los bancos públicos de desarrollo de América Latina desempeñan un rol estratégico para solventar fallas de mercado que impiden una mayor inversión en infraestructura por parte del sector privado. Son instituciones clave para ayudar a reducir la percepción de riesgos de los inversores privados en estos tipos de proyecto además de ser claves para asegurar que estas inversiones estén alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible e inclusivo de nuestros países”, dijo el jefe de la División de Conectividad, Mercados y Finanzas del BID, Anderson Caputo.

“Este estudio muestra que hay una tremenda oportunidad para expandir el rol de los BND en la financiación de esta infraestructura en la región. Además, aporta importantes insumos para desarrollar una estrategia integral para la banca pública, que facilite la financiación de proyectos de infraestructura sostenible y la movilización de capital privado”, agregó.

De acuerdo con este análisis pionero, los Bancos Públicos de Desarrollo (BPD) han ayudado a movilizar la inversión privada al reducir algunos de los factores que inciden en la percepción de alto riesgo que tiene el sector privado respecto a los proyectos de infraestructura. Por ejemplo, la implementación de programas estandarizados que den mayores certezas a los inversionistas y el uso de instrumentos financieros orientados a reducir el riesgo crediticio, han permitido a los BDP contribuir a la viabilidad financiera de los proyectos. Además, los tipos de financiamiento ofrecido por los BDP de moneda local y de más largo plazo ayudan a mejorar la viabilidad financiera de los proyectos y atraen la inversión privada. 

Al respecto, el estudio encontró que los BND son el financiador de deuda que más proporción provee en moneda local, con un 81% de su financiamiento total, superando al sector privado y los organismos bilaterales y multilaterales. Asimismo, los BND manejan plazos de financiación más largos que el sector privado, cercanos incluso a los provistos por los organismos bilaterales y multilaterales de desarrollo. 

El estudio es parte de los esfuerzos del BID y de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE) para fortalecer las operaciones de los BND en la región para ayudar a reducir la brecha de infraestructura en América Latina y el Caribe a través de una mayor movilización de capital privado. Se estima que la región necesita invertir US$2,2 billones hasta 2030 en los sectores de agua y saneamiento, energía, transporte y telecomunicaciones para expandir y mantener la infraestructura necesaria para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  Esto significa que, en términos del esfuerzo de inversión relativo al tamaño de la economía, la región necesitará invertir en infraestructura por lo menos un 3,12% de su PIB cada año.

El estudio recomienda fortalecer el rol de los BPD en el desarrollo de nuevos proyectos de infraestructura en sectores de alto impacto social y ambiental, fortaleciendo las capacidades de preparación y estructuración de proyectos de infraestructura financiables. Asimismo, recomienda canalizar recursos públicos y de desarrollo hacia los BPD para desarrollar instrumentos de mitigación de riesgos para atraer la inversión privada. 

Con base en la información de IJ Global, quien provee datos de fuentes de financiación de proyectos e infraestructura, el BID ha desarrollado una nueva base de datos sobre los BND que analiza el volumen del financiamiento para infraestructura de los principales BND de la región, los sectores que atraen estas inversiones, y el vínculo que existe entre el financiamiento que brindan a estos proyectos los BPD y su capacidad institucional.  Para el desarrollo del estudio se usó una metodología novedosa para diferenciar el rol del sector privado, de la banca nacional de desarrollo, organismos multilaterales, y agencias bilaterales de desarrollo.

Sobre el BID  

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región. Accede a nuestro tour virtual.

Contacto de Prensa

Molina Medina,Vanessa Carolina

Communications Specialist

vanessamo@iadb.org
Molina Medina,Vanessa Carolina

Cavelier,Andres

Communications Specialist

acavelier@iadb.org
Cavelier,Andres
También te puede interesar

Connectivity, Markets and Finance

Leer más

Finance in Common Summit

Leer más
Jump back to top