Pasar al contenido principal
A mejorar y revitalizar los sistemas educativos en América Latina y el Caribe

El Presidente del BID, Luis Alberto Moreno, comprometió hoy una actuación resuelta para continuar y ampliar el apoyo del BID en la mejora y revitalización de los sistemas educativos en América Latina y el Caribe, dando prioridad a mejorar la calidad de instrucción, promover mayor responsabilidad, ofrecer más opciones a los estudiantes y estimular asociaciones público-privadas.

Durante una conferencia sobre reforma educativa organizada por Diálogo Interamericano en Washington, D.C. el 17 de diciembre, el presidente del BID agregó que el Banco también dará prioridad a la ampliación y reforma de la educación superior, alcanzando mayor integración de los sistemas educativos con el desarrollo científico y tecnológico, y apoyando la provisión de oportunidades de capacitación continuas, flexibles y orientadas al mercado a quienes se encuentran fuera del sistema educativo convencional.

Moreno respaldó un informe presentado en dicha conferencia por la Asociación para la Revitalización Educativa en las Américas,  describiéndolo como un "llamado a la acción" a la que el BID va a responder. "Vivimos en una época en la cual el capital de conocimiento de una sociedad se ha convertido en la llave para la competitividad", dijo Moreno durante la conferencia. Señaló, además, que el avance de la educación es fundamental para reducir la inequidad de los ingresos y la exclusión social.

El presidente del BID advirtió que, a pesar del enorme progreso de algunos sectores,  particularmente en la igualdad de género y provisión de educación primaria – que podrían aproximarse al Objetivo del Milenio de Naciones Unidas de cobertura universal –  América Latina estaba quedando rezagada ante los avances educativos en Asia, Europa y Norteamérica. "El Banco y otros actores interesados en el desempeño educativo de la región – estudiantes, padres, profesores y administradores – pueden hacer mucho más por brindar mejor calidad, mayor responsabilidad y más amplia selección de oportunidades educativas a la juventud de nuestra región”, agregó.

Durante los últimos 15 años el BID ha prestado casi 4.500 millones de dólares para apoyar al sector educación de la región, además de otorgar asistencia técnica para reformas y apoyo financiero sustancial a proyectos de transferencia de recursos en efectivo destinados a proveer incentivos efectivos a familias pobres para matricular y mantener a sus hijos en el colegio, tales como los programas Progresa/Oportunidades en México y Bolsa Escola en Brasil.

Jump back to top