Pasar al contenido principal
Líder malasio hace un llamado a una sólida legislación anticorrupción

“El papel central de la gobernabilidad y la rendición de cuentas hacia el logro de los objetivos de desarrollo en el siglo XXI”

El ex vice primer ministro y ministro de hacienda de Malasia,  Anwar Ibrahim, hizo un llamado a una sólida legislación anticorrupción y su implementación para apalear la corrupción, pero advirtió que tales medidas tiene que ser apolíticas.

Hablando en el Foro de las Américas en la sede del BID en Washington, DC, Ibrahim presentó un discurso sobre “El papel central de la gobernabilidad y la rendición de cuentas hacia el logro de los objetivos de desarrollo en el siglo XXI”.

Al examinar varios esfuerzos anticorrupción alrededor del mundo, Ibrahim elogió el acercamiento de Hong Kong, que consiste en una comisión anticorrupción apolítica con un presupuesto de menos de un millón de dólares, pero con personal suficiente y voluntarios capaces de detectar y castigar la corrupción.

Reconociendo que la lucha contra la corrupción se ha convertido en “el nuevo mantra” de los políticos, Ibrahim advirtió que las naciones deben conseguir la libertad antes de que pueden alcanzar la competencia política, la seguridad, la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas que hacen más eficientes los esfuerzos anticorrupción . “La separación de poderes garantiza que el sistema sea sostenible a largo plazo”, señaló. “La cuestión de libertad y desarrollo debe venir juntos.”

Para lograr los objetivos de desarrollo, los gobiernos y otras agencias deben usar los recursos sabiamente y atacar la pobreza directamente, indicó. Ibrahim hizo un llamado al apoyo multilateral para lograr que la transparencia sea el componente central del orden del día y el desarrollo. Si bien destacó la necesidad de una legislación vigorosa y la aplicación de la ley contra corrupción, también advirtió que las medidas deben ser apolíticas.

También indicó que existen algunas formas de corrupción a tratar que son legales, como programas que benefician a ciertos grupos privilegiados a través de las leyes.

Ibrahim es un líder reconocido mundialmente en la lucha contra la corrupción. A pesar de ser considerado un ejemplo de integridad en el mundo, pasó seis años en prisión para cumplir una sentencia contra cargos de corrupción, de los cuales se declaró inocente. Al iniciar su carrera, era el protegido del ex primer ministro de Malasia, Mahathir bin Mohamad, pero subsecuentemente se convirtió en el crítico más prominente de la administración de Mahathir. Durante su administración, Ibrahim pidió la reforma y medidas anticorrupción.

Desde su liberación de la prisión en 2004, Ibrahim se ha desempeñado como catedrático en St. Anthony’s College en Oxford en el Reino Unido y en la Escuela Johns Hopkins de Estudios Internacionales Avanzados en Washington, D.C. Actualmente, lleva el cargo de distinguido profesor visitante en la Escuela de Servicio Extranjero en la Universidad de Georgetown, además fue nombrado en marzo pasado presidente honorario de Accountability (Rendición de Cuentas), una organización  con base en Londres.

Jump back to top