News banner image

Noticias

Japón y América Latina estrechan lazos

Altos funcionarios de gobierno y ejecutivos del sector privado de Japón y América Latina se reúnen para fortalecer relaciones en el simposio Sociedad Global entre Japón y América Latina y el Caribe , que se realiza esta semana en Tokio.

El simposio busca ampliar el entendimiento mutuo y entablar nuevos lazos económicos en momentos en que Japón explora nuevas oportunidades de inversión y comercio global, mientras América Latina busca mayor liberalización comercial, integración regional e insertarse en la economía global.

Los países de América Latina han estado fortaleciendo sus lazos económicos en Asia, tal como lo demuestran los tratados de libre comercio de Chile con Corea y México con Japón. También han crecido las inversiones mutuas y el comercio entre China y varios países de la región.

América Latina ofrece a los inversionistas japoneses sus recursos y mercados, que pueden ser de gran apoyo para las crecientes necesidades de la economía japonesa. Las muchas oportunidades que América Latina ofrece incluyen su riqueza en recursos naturales; mano de obra barata, joven y dispuesta a la capacitación; políticas macroeconómicas y financieras favorables a la inversión extranjera y el acceso a sus mercados; un mayor número de economías abiertas comprometidas con el libre comercio y la integración regional; e instituciones democráticas que fomentan nuevas formas de participación para un desarrollo sostenible.

El simposio, organizado por el BID junto al Banco Japonés para la Cooperación Internacional, es el primer de una serie de eventos que se realizarán en preparación de la próxima Asamblea Anual del BID, que se llevará a cabo en Okinawa en abril del 2005. Japón es miembro no prestatario del Banco desde 1976 y proporciona tres Fondos Fiduciarios del Japón administrados por el BID.

“El Grupo BID reconoce el gran aporte de Japón al avance de sus países miembros en América Latina y el Caribe”, destaca Fausto Medina López, subrepresentante de la oficina del BID en ese país. “Desde hace varios años, Japón ha estado entregando este aporte a través de asignaciones financieras y recursos humanos y técnicos”.