Pasar al contenido principal
Inversionistas y economistas expresan cautela sobre auge de ingreso de capitales a América Latina

NUEVA ORLEANS -- América Latina y el Caribe registrarán un rebote en los ingresos de capitales este año, pero para convertir ese cambio en una tendencia sostenible los países de la región deben concentrarse en fortalecer sus sectores financieros y en mejorar su clima institucional, según expertos internacionales.

"Estamos avizorando una recuperación del crecimiento ", dijo el economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, Ricardo Hausmann, en un seminario celebrado el domingo, en vísperas de la Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo.

Hausmann indicó que el desafío será que el incremento en el ingreso de capitales se vuelva sostenible para evitar otro ciclo de auge y crisis. Destacó que si bien los flujos totales decrecieron durante 1998 y 1999, la porción de inversión extranjera directa aumentó, a tal punto que llegó a representar casi la totalidad de los ingresos netos de capital.

Si bien la llegada esas inversiones es bienvenida, Hausmann destacó que el incremento se produjo en un contexto de una caída de la cantidad total de flujos de capital. Según el economista, los países deberían concentrarse en ampliar el menú de opciones financieras a fin de mejorar tanto los mercados de deuda como los accionarios.

Una de sus sugerencias fue que los países deberían desarrollar la capacidad para endeudarse en los mercados internacionales en la misma moneda que usan internamente.

Además, dijo, los países deberían atraer tanto inversiones de corto plazo como inversión extranjera directa, que se caracteriza por tener plazos más largos. Hausmann apuntó que la inversión extranjera directa representa una mayor proporción de las inversiones en los países en vías de desarrollo que en los países industrializados. Una de las razones de esa disparidad es que la inversión extranjera directa suele ser considerada como una forma menos arriesgada de la colocación de capitales.

El director gerente de la firma financiera estadounidense J.P. Morgan, Ernest Stern, afirmó que las inversiones de corto plazo podrían duplicarse este año, reflejo de la recuperación de la actividad económica. En cuanto a la inversión extranjera directa, Stern dijo: "No espero una marejada".

El presidente de EMP Financial Advisors, Shahid Javed Burki, declaró que la región está en el umbral de un boom económico. Burki, quien fuera vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, predijo que se produciría "una larga expansión que no será interrumpida por descalabros sistémicos".

Sin embargo, advirtió que algunos países sufrirían crisis aisladas si se salen de la senda y abandonan las políticas financieras prudentes.

Por su parte, el brasileño Marcilio Marques Moreira, asesor internacional de la firma financiera estadounidense Merrill Lynch, aseguró que los flujos de capitales positivos pueden ayudar a los países a apoyar el proceso de reformas estructurales, estabilidad fiscal y modernización tecnológica.

El presidente del Banco Central de Argentina, Pedro Pou, opinó que se está produciendo una tendencia cíclica en favor de América Latina que se verá acompañada por un aumento en los flujos de capitales.

A su vez, Francisco Luzón, consejero y director general del Banco Santander Central Hispano, afirmó que América Latina debe avanzar más en materia de desregulación y fortalecimiento de sus sistemas financieros para que el boom sea sostenible.

"Necesitamos hacer que el mundo sea seguro para las inversiones", dijo Guillermo Perry Rubio, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

El seminario La nueva oleada de los flujos de capital: ¿golpe de timón o sólo otra marea? integró el ciclo de seminarios realizado en conjunción con la reunión anual, que concluirá el miércoles 29 de marzo.

Jump back to top