Noticias

Inicia aniversario 60 del BID con cumbre empresarial enfocada en temas de desarrollo

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) inició las celebraciones de su 60° aniversario con una Cumbre Empresarial en Washington sobre las innovaciones transformadoras que están teniendo lugar en América Latina y el Caribe, la inserción de la región en la economía digital, y los desafíos de construir una infraestructura sostenible.

La Cumbre es la primera de una serie de actividades que se desarrollarán a lo largo de tres días para discutir las futuras tendencias que afectarán a la región y cómo puede el BID seguir apoyando su desarrollo. Las actividades relacionadas con el aniversario contarán con la participación de dirigentes gubernamentales y empresariales, destacados expertos en desarrollo, y presentaciones de artistas de la región.

“Durante las seis últimas décadas, hemos evolucionado para apoyar el desarrollo de América Latina y el Caribe en un contexto de profundos cambios”, dijo el Presidente del BID, Luis Alberto Moreno. “Hoy, el desarrollo significa construir infraestructura y modernizar los servicios públicos, pero también ocuparse de la investigación, forjar asociaciones con el sector privado y promover proyectos innovadores para impulsar el crecimiento”, añadió.

“Estamos en vísperas de una nueva era”, dijo Moreno. “La gente, las instituciones y los sistemas siguen cambiando, y la cuarta revolución industrial está generando una nueva ola de disrupción. Estamos orgullosos de haber acompañado esta transformación, y seguiremos trabajando para que nuestra región sea cada vez más inclusiva, integrada y sostenible”, agregó.

Cumbre Empresarial

La Cumbre Empresarial reunió a 600 dirigentes y representantes de los sectores público, privado y académico. El evento se enfocó en la integración, la innovación y la infraestructura.

En el tema de la integración, según estudios del BID, América Latina y el Caribe podría aumentar su flujo anual de comercio en US$11.000 millones si combinara su mosaico de 33 acuerdos comerciales en un solo bloque comercial. Los participantes discutieron cómo continuar profundizando su integración económica y aprovechar las nuevas oportunidades que surgen en un mundo en permanente cambio mediante el desarrollo de infraestructura física crítica, implementación de políticas y procedimientos comerciales, y la adopción de regulaciones que faciliten el eficiente flujo de bienes y servicios.

En la medida en que la región continúa incrementando su competitividad e impacto a nivel global, crear y activar ecosistemas empresarios que impulsen la innovación es crucial en una región que invierte en promedio un 0,7 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, frente a un 1,7 por ciento a nivel global. El panel discutió cómo los sectores público, privado y académico pueden colaborar para mejorar el acceso a la capacitación y educación y generar un ecosistema que impulse la innovación en América Latina durante las próximas generaciones.

Uno de los principales cuellos de botella para el desarrollo de la región es la infraestructura. Para cerrar la brecha, América y el Caribe necesita invertir un adicional de US$150.000 millones al año durante las tres próximas décadas en todas las áreas, desde las redes de telecomunicación hasta los puertos. Los gobiernos solos no pueden garantizar esos niveles de financiamiento. El panel discutió cómo se podría promover la participación del sector privado en el desarrollo de la infraestructura para asegurar un nivel suficiente de financiamiento. También debatió cómo podría la región llevar adelante la extracción de sus recursos naturales en forma responsable y sostenible, oportunidades para continuar diversificando la matriz energética, y cómo podrían los gobiernos y el sector privado trabajar en forma conjunta para asegurar plena transparencia.

El Diálogo Empresarial de las Américas (ABD, por su siglas en inglés), una iniciativa del sector privado para el desarrollo socioeconómico de la región, también sesionará durante las celebraciones por el aniversario, con el propósito de revisar las recomendaciones hechas por dirigentes empresariales durante la reciente Cumbre de las Américas que se realizó en abril en Lima con la participación de los jefes de Estado de la región.

El ABD, que incluye a más de 300 líderes y grupos empresarios de toda la región, cuenta con el respaldo del BID en su búsqueda de caminos para que los sectores público y privado puedan trabajar mancomunadamente en los principales retos de la región con el fin de impulsar el crecimiento, incluyendo, entre otros factores, el financiamiento y la transparencia en proyectos de infraestructura.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.