News banner image

Noticias

Informe evalúa beneficios económicos de Camisea

El Proyecto Camisea ha transformado al Perú reduciendo costos de energía, incrementando el ingreso nacional y estimulando el crecimiento económico; de acuerdo al estudio recientemente publicado por la Apoyo Consultoría, una de las firmas consultoras líderes en análisis económico del Perú.

En el estudio encargado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Apoyo reporta que el proyecto incrementará el producto interno  bruto del Perú en 0.8 por ciento anual hasta el año 2033, cuando se espera que el ciclo de vida del proyecto termine. La firma se concentró solamente en los beneficios del Proyecto de Gas Natural Camisea. Estudios adicionales se han enfocado en otros aspectos como impactos socio-ambientales, aspectos geotécnicos del gasoducto y otros relacionados a la disponibilidad de regalías para la implementación de programas de desarrollo en las comunidades locales a lo largo de la ruta del gasoducto.

El campo Camisea produce gas natural y gas licuado, los cuales son transportados a través de dos gasoductos hasta la costa peruana, para ser procesados y luego distribuidos.

Desde el principio de las operaciones hasta el año 2033, se estima que en el Perú se consumirán 5.1 trillones de pies cúbicos de gas natural, de los cuales 77 por ciento se utilizará en generación de energía eléctrica, de acuerdo al informe de Apoyo.

El campo de Camisea, ubicado a 430 kilómetros al este de Lima, comenzó operaciones en junio de 2004. Hasta octubre de 2006, un total de 180  clientes industriales se habían incorporado a la red de distribución de gas natural del proyecto. “El consumo industrial ha excedido las expectativas  de los entes reguladores del Perú y del concesionario, tanto en número de clientes como en penetración de mercado”, dice el estudio.

El uso de gas natural en vehículos motorizados ofrece “buenas perspectivas’, continúa el informe, pero hasta finales de 2006 “la demanda de gas natural para vehículos ha excedido la oferta. Sin embargo, la apertura de nuevas estaciones de servicio que ofrecen gas natural ha permitido que la liquidez de la oferta se reestablezca ”. 

A fines de 2006 un total de 4,900 viviendas se habían conectado a la red de distribución de gas natural. Este número podría incrementarse hasta diez veces a través de un esfuerzo más vigoroso en ventas, financiamiento y un ajuste en la estructura de tarifas, agregó el informe.

El proyecto generará US$ 4.000 millones en ganancias fiscales, destaca el informe, agregando que el gobierno del Cuzco, la región donde se encuentra Camisea, recibirá US$300 millones anuales en regalías. El informe declara que los efectos económicos positivos son amplios y no se limitan a la generación de energía eléctrica e industria, pero alcanza a otros consumidores, reduciendo sus costos energéticos a través del desarrollo de un mercado de gas natural. Perú reducirá sus importaciones de hidrocarburos en US$ 8.400 millones en el período comprendido entre 2004  y 2033.

El reporte indica que nuevos proyectos de distribución de gas natural y procesamiento están bajo preparación utilizando recursos provenientes del proyecto, incluyendo industria petroquímica, concesiones regionales de gasoductos en el centro del país y finalmente exportación de gas licuado natural, un proyecto del consorcio Perú LNG. El último proyecto generará US$ 4.300 millones en divisas extranjeras y generará US$ 1.000 millones en ganancias fiscales, de acuerdo al estudio.

El informe de Apoyo analiza el impacto económico del Proyecto Camisea. La ubicación de los campos de gas natural que comprende una zona muy sensible de la selva amazónica ha requerido considerables inversiones sin precedentes, en medidas de mitigación y salvaguardas ambientales.