Pasar al contenido principal
Informe del BID revela que las empresas caribeñas necesitan más innovación y productividad
  • Un análisis que utiliza una amplia base de datos e investigaciones recientes arrojan luz sobre las oportunidades y limitaciones de las empresas caribeñas.
  • El informe es parte de la serie trimestral Economía del Caribe del BID.

 

En general, este informe revela la importancia de los datos y el análisis para desbloquear los determinantes clave de la productividad y la innovación en la región. Los abundantes conjuntos de datos del libro están disponibles públicamente aquí. "Esperamos que los investigadores y formuladores de políticas del Caribe aprovechen esta base de datos como un bien público regional que puede mejorar el diseño de políticas económicas en toda la región", dijo David Rosenblatt, Asesor Económico Regional del Departamento del Caribe del BID.

El contexto empresarial de cada país enfrenta sus propios desafíos. Las secciones de países del informe utilizan el conjunto de datos para documentar los desafíos específicos de productividad de cada país. Aunque el acceso a financiamiento y los desafíos de infraestructura (por ejemplo, electricidad y telecomunicaciones) son comunes en todos los países, la profundidad de esos desafíos varía y surgen otros problemas específicos para cada país. Los dueños y gerentes de negocios enfrentan sus propios desafíos únicos, dependiendo del país, para mejorar el rendimiento de sus empresas, tanto grandes como pequeñas. La innovación desempeña un papel clave en el estímulo de la productividad, así como una dimensión inclusiva de género. En general, la evidencia muestra que, si bien la innovación proactiva afecta positivamente a la productividad y eficiencia de las empresas, las innovaciones implementadas en respuesta a choques externos apremiantes (como la pandemia de COVID-19), no necesariamente generan ganancias en términos de eficiencia. Este conocimiento apunta a la relevancia de las políticas orientadas a promover continuamente la adopción tecnológica y las innovaciones a lo largo de todo el ciclo de negocios. La evidencia también revela que, si bien el shock de la pandemia afectó al empleo en forma diferenciada por género, las políticas dirigidas a limitar el desempleo femenino, no solo son necesarias por equidad, sino que también son efectivas para mejorar la productividad. La evidencia presentada demuestra que las empresas que mitigaron efectivamente las pérdidas de empleo femenino tambien fueron más exitosas en limitar las pérdidas de productividad.

Según un nuevo informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los gobiernos del Caribe deberían centrarse en políticas que faciliten los esfuerzos de las empresas para innovar y mejorar la productividad. Esas políticas se deberían enfocar en las limitaciones expresadas por los propios empresarios, a través de encuestas realizadas en el Caribe.

Reflexiones sobre Innovación y Productividad a medida que las Empresas Caribeñas Emergen de la Pandemia abordó la pregunta de si el Caribe volvería al lento crecimiento a largo plazo del período anterior a la pandemia. Para responder a esto, Compete Caribbean Partnership Facility, programa de desarrollo del sector privado de múltiples donantes financiado por el BID, los gobiernos del Reino Unido y Canadá, y el Banco de Desarrollo del Caribe, recopiló datos a nivel empresarial de casi 2.000 compañías en 13 países del Caribe

El informe incluye una reseña del desempeño anterior en términos de crecimiento económico y productividad. Luego describe los datos de Compete Carribbean y resume los trabajos de investigación recientes que analizan esos datos y conclusiones de la investigación. Finalmente, las secciones de países se apoyan en la base de datos de Compete Caribbean para describir los desafíos a nivel de país que enfrentan las empresas en Bahamas, Barbados, Guyana, Jamaica, Surinam y Trinidad y Tobago.

Los hallazgos clave del informe incluyen:

La performance de crecimiento económico anterior a la pandemia fue relativamente pobre. En los veinte años previos a la pandemia, la tasa de crecimiento promedio estuvo muy por debajo del promedio de los países de ingresos bajos y medios. La brecha de crecimiento promedio varía de dos a cinco puntos porcentuales. Los exportadores de materias primas crecieron más rápido que las economías orientadas al turismo, aunque esa ventaja se desvaneció durante la segunda década del siglo. Detrás de este bajo crecimiento estuvo la pobre performance de las medidas agregadas de productividad.

Acerca de Compete Caribbean

Compete Caribbean Partnership Facility (CCPF) es un programa de desarrollo del sector privado de múltiples donantes financiado por el BID, los gobiernos del Reino Unido y Canadá, y el Banco de Desarrollo del Caribe. Brinda asistencia técnica a 13 países del Caribe para ayudar a la región del Caribe a aumentar la productividad y la contribución de las empresas caribeñas al crecimiento económico.

Acerca del BID 

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región. Accede a nuestro tour virtual.

Contacto de Prensa

Garcia,Geraldine

Garcia,Geraldine
Jump back to top