Noticias

Informe del BID destaca beneficios económicos de lograr cero emisiones netas para 2050

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzó su informe, Cómo Llegar a Cero Emisiones Netas: Lecciones de América Latina y el Caribe, en ocasión de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP25) que actualmente se celebra en Madrid, España. El nuevo informe muestra que lograr cero emisiones netas de dióxido de carbono (CO2) no solo es necesario para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, sino que también es técnicamente posible y puede generar múltiples beneficios económicos a la región.

La transición a cero emisiones netas se puede lograr produciendo electricidad limpia; electrificando la industria, el transporte, la calefacción y la cocina; aumentando la provisión de transporte público no motorizado; gestionando y regenerando sumideros de carbono natural; y mejorando la eficiencia en el uso de los recursos, reduciendo desperdicios y minimizando la cantidad de carbono en la construcción y las dietas.

Además, en los seis países analizados en la publicación, los escenarios muestran que es posible aumentar constantemente el PIB per cápita, en la medida que las emisiones se reduzcan de un 55 a un 100% para 2050. En el caso de Costa Rica, por ejemplo, la descarbonización del sector del transporte generará beneficios netos totales de casi US$20 mil millones para 2050, como resultado de la reducción de los impactos negativos de la contaminación del aire en la salud, el tiempo ahorrado por la congestión reducida, menos accidentes y menores costos operativos. Estos beneficios compensan con creces los costos iniciales más altos de cambiar a vehículos eléctricos.

El informe también muestra que los países de América Latina y el Caribe están produciendo pruebas convincentes sobre cómo trabajar con las partes interesadas del gobierno, la sociedad civil, la academia y el sector privado para diseñar estrategias a largo plazo que integren objetivos económicos, sociales y de descarbonización. Estas estrategias a largo plazo también pueden guiar el diseño de Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDCs por sus siglas en inglés) más ambiciosas al Acuerdo de París, ayudar a los gobiernos a anticipar los costos y garantizar una transición justa a cero emisiones netas, al tiempo que se identifican las reformas políticas y prioridades de inversión que son necesarias para desbloquear la transformación.

Más de 190 países se reúnen en la COP25 para discutir cómo lograr el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a menos de 2 grados. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) indica que cumplir con este objetivo requiere alcanzar cero emisiones netas de dióxido de carbono (CO2) para mediados de siglo.

La publicación es un producto clave del proyecto Deep Decarbonization Pathways in Latin America and the Caribbean (DDPLAC), que apoya a la academia y a grupos de expertos en seis países (Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y México) para desarrollar vías de descarbonización. El proyecto está liderado por el Banco Interamericano de Desarrollo, en asociación con la Plataforma Pathways 2050 y la Agencia Francesa de Desarrollo, con la coordinación técnica proporcionada por el Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI por sus siglas en inglés).

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo  tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.