Noticias

Exportaciones de América Latina y el Caribe dan señales de recuperación

La tendencia del desempeño comercial de América Latina y el Caribe apunta a una leve mejoría, pero la incertidumbre causada por la pandemia del COVID-19 aún no permite proyectar un crecimiento sostenido de las exportaciones en los próximos meses, según un nuevo informe del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para el 2020, se estima que el valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe se contraerá a una tasa de entre –13,0% y –11,3 por ciento, tras haber caído hasta un 27,5 por ciento interanual en el segundo trimestre.

La merma de la demanda global golpeó principalmente los volúmenes de las exportaciones de los países latinoamericanos y caribeños, aunque los precios también cayeron, de acuerdo con la última edición de Estimaciones de las Tendencias Comerciales de América Latina y el Caribe. El informe es uno de dos de su tipo que produce el BID, y analiza el desempeño comercial de 25 países de la región. El otro reporte, Monitor de Comercio e Integración, toma el pulso del comercio con datos del primer semestre.

“Si bien la región no ha recuperado los niveles de exportación anteriores a la pandemia, el impacto de la crisis se está atenuando y las perspectivas han mejorado. Sin embargo, persiste inestabilidad y aún no se vislumbra un cambio de tendencia hacia una trayectoria de crecimiento sostenido”, dijo Paolo Giordano, Economista Principal del Sector de Integración y Comercio del BID y coordinador del estudio.

La caída de un 20,2 por ciento de los flujos de exportación entre países de América Latina y el Caribe fue la más intensa en 2020, seguida de la reducción de las importaciones desde la Unión Europea (-16 por ciento) y Estados Unidos (-14,6 por ciento). Por su lado, se estima que las importaciones de China desde la región aumentarán en un 2,1 por ciento en 2020, pese a la contracción registrada en el primer semestre del año.

Contracción del valor de los intercambios

El impacto de la crisis sanitaria fue generalizado a todas las subregiones. Para 2020, se estima que los valores exportados se retraerán en un 12,4 por ciento en Sudamérica, 14,4 por ciento en México, 5,7 por ciento en Centroamérica, y 18,9 por ciento en el Caribe.

Por su parte, se estima que las importaciones totales de la región caerán 19 por ciento en 2020, evidenciando lo profundo de la retracción de la actividad en varios países de América Latina y el Caribe debido a la crisis sanitaria y al impacto económico de las políticas aplicadas para contenerla.

Volúmenes y precios de las exportaciones

El volumen de las exportaciones de América Latina y el Caribe registrará una caída estimada en 10,4 por ciento interanual en 2020, tras crecer 0,9 por ciento en 2019.

El precio del petróleo experimentó una caída de 33,5 por ciento interanual de enero a octubre de 2020 y tuvo un impacto mayor en la evolución de los valores exportados. El cobre también registró una disminución (-1,5 por ciento) en ese período, mientras que el precio del mineral de hierro fue 7,9 por ciento superior respecto al mismo periodo del año previo.

Los productos agrícolas tuvieron desempeños comparativamente mejores en el marco de la pandemia. La cotización del café registró un estancamiento (0,1% interanual) entre enero y octubre, en tanto que los precios del azúcar (2,3 por ciento) y la soja (2,5 por ciento) aumentaron comparados con el mismo período en 2019.

El informe fue preparado por el Sector de Integración y Comercio del BID y su Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL).

Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.