Pasar al contenido principal
Expertos proponen mayor esfuerzo para incrementar competitividad de servicios de infraestructura en América Latina

Expertos internacionales plantearon la necesidad de realizar mayores esfuerzos en América Latina y el Caribe para promover la competitividad en servicios de infraestructura para contrarrestar las persistentes prácticas monopólicas y los altos costos.

Académicos, funcionarios gubernamentales y representantes del sector privado acordaron en una conferencia en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. el 23 y 24 de abril que promover la competitividad es una propuesta necesaria pero compleja, que dependerá del número de nuevos participantes en los mercados, el desarrollo económico global de cada país y su estructura regulatoria y legal.

El presidente del BID Enrique V. Iglesias señaló que las pasadas dos décadas de reformas en América Latina estuvieron destinadas a atraer inversiones privadas en infraestructura, pero que ahora se necesita una mayor eficiencia y esto requiere "repensar los sistemas regulatorios" y "adoptar reformas de segunda generación".

"La competitividad es un elemento clave para la estabilidad económica y también la social", afirmó Iglesias.

Paulina Beato, economista principal de la División de Infraestructura y Mercados Financieros del BID, y el profesor Jean-Jacques Laffont de la Universidad de Toulouse, afirmaron en un documento conjunto que las políticas regulatorias y procompetencia deben equilibrarse con la necesidad de atraer inversores y con la capacidad regulatoria de cada país, que dependerá de su etapa de desarrollo.

Para América Latina, "una política competitiva al estilo estadounidense, con su ejército de abogados y economistas, no es solventable ni instrumentable", sostuvieron.

La especialista del BID en regulaciones Carmen Fuentes dijo en un documento presentado en la conferencia que inducir una mayor competencia en la región requerirá "la reestructuración de los sectores, estableciendo nuevas regulaciones, eliminando las viejas regulaciones y aplicando regulaciones a la competencia". Agregó que pese a las reformas "la mayor parte de los inversores privados continúan gozando de un poder monopólico".

Virtualmente todos los participantes en las dos jornadas de la conferencia recomendaron que las regulaciones para alentar la competencia en servicios de infraestructura se mantengan "claras y simples". Fernando Heftye Etienne, comisionado de la Comisión Federal de Competencia de México dijo: "Las agencias regulatorias y de la competencia deben trabajar con una meta común."

Varios panelistas destacaron el caso de Zambia como ejemplo a evitar. Zambia desarrolló un sistema regulatorio para atraer inversiones en infraestructura, pero los inversores esperados nunca se presentaron debido a que no se ofrecieron suficientes incentivos.

"Para que la competencia sea efectiva, se necesitan competidores", comentó Laffont.

Los panelistas europeos se refirieron a leyes y regulaciones recientes que han acelerado la competencia en servicios de infraestructura en la Unión Europea, al cambiar el viejo sistema regulatorio basado en la presunción de monopolios naturales.

Los reguladores y jefes de agencias describieron los desafíos y logros en la promoción de una mayor competencia en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú y Venezuela.

Paulo Correa, subsecretario de Asuntos Económicos del Ministerio de Finanzas de Brasil, estimó que la capacidad regulatoria podría requerir un fortalecimiento en el área de salvaguarda de la competencia en fusiones que afecten servicios de infraestructura.

Al puntualizar que la mayor parte del mercado de infraestructura de la región está "en transición de monopolios estatales a la competencia", advirtió que existe "una más alta probabilidad de que las fusiones promuevan la dominación que en sectores donde está relativamente funcionando una competencia efectiva".

Vivianne Blanlot, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía de Chile, describió las nuevas regulaciones para el sector energético en su país.

Taimmon Steward, profesora de la Universidad de las Indias Occidentales en Trinidad y Tobago, resaltó que las leyes de competencia están en general ausentes en los países del Caribe. "Tenemos mucho por hacer", hay que formar y financiar nuevas agencias y entrenar al personal, dijo. Agregó que las regulaciones de la competencia para el Caribe deberán tomar en cuenta las características especiales de las "microeconomías" de los pequeños estados insulares. Sugirió que un programa de competitividad de este tipo podría adoptarse en el marco de la Asociación de Libre Comercio de las Américas.

Jump back to top