Noticias

Estudio del BID diagnostica agencias de promoción de inversiones en América Latina

Los recursos, la presencia en el exterior y la especialización de las Agencias de Promoción de Inversiones (API) tienen un impacto positivo en la atracción de mayores volúmenes de inversión extranjera directa y la radicación de empresas multinacionales en sus respectivos países, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo.

La inversión extranjera directa (IED) es un importante motor para las economías. A pesar de las caídas registradas en los últimos años, el stock de IED entrante a nivel global aumentó del 6 por ciento a casi un 40 por ciento entre 1980 y 2017. En ese contexto, el número países con API se cuadruplicó en los últimos 30 años en los países de América Latina y el Caribe y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El informe, Cómo armar el rompecabezas de la promoción de inversiones, presenta el más reciente, completo y novedoso mapeo de la organización institucional y las actividades de las API de 51 países de América Latina y el Caribe y miembros de la OCDE.

Las agencias de latinoamericanas son más pequeñas e independientes que las de países de la OCDE, y enfocan y evalúan menos su trabajo que las de los países desarrollados. Pero realizan actividades parecidas, alrededor de la atracción de inversiones, su facilitación y retención.

Aun así, existen diferencias entre los países. Costa Rica sobresale por sus elevados niveles de independencia, especialización y evaluación de sus intervenciones; Chile se destaca por sus esfuerzos evaluativos, de especialización y cooperación interinstitucional; y Uruguay se distingue por su grado de colaboración con otras entidades.

“Este estudio responde a una demanda de los gobiernos de América Latina y el Caribe de conocer cómo operan otras agencias. Dada la diversidad de necesidades, capacidades e idiosincrasias institucionales, el informe no busca sugerir una receta mágica, sino dotar a los funcionarios de herramientas adecuadas para resolver su propio rompecabezas para la atracción de inversión”, dijo Christian Volpe, especialista principal del Sector de Integración y Comercio del BID y coautor del reporte.

Monika Sztajerowska, economista en la División de Inversiones de la OCDE y coautora del informe, dijo que “este informe es un insumo valioso para los organismos internacionales que apoyan a los países en este ámbito de políticas, y para realizar las necesarias evaluaciones de impacto”.

Algunos puntos destacados del informe:

  • La agencia mediana de América Latina y el Caribe tiene un presupuesto anual de US$5 millones, comparada con US$14 millones para las de la OCDE. La API más grande de la OCDE tiene un presupuesto equivalente al 4,6 por ciento del PIB de Nicaragua, pero que representa menos de 1 por ciento de la entrada de IED en dicho grupo de países.
  • La API mediana emplea a 100 personas, 32 de las cuales trabajan en la promoción de inversiones. Las agencias de la región dedican una mediana de 20 empleados, comparado con 40 en la OCDE. La gran mayoría de los empleados (más de 97 por ciento) tiene formación de grado o postgrado.
  • Las agencias latinoamericanas reciben menor nivel de financiamiento público que las de la OCDE.
  • Las agencias de la OCDE tienen una red mucho más amplia de oficinas en el exterior que las API de América Latina y el Caribe.
  • Aparte de la promoción de inversiones, los mandatos más comunes incluyen la promoción de las exportaciones, la innovación, las inversiones verdes, el desarrollo regional y las inversiones internas.
  • Las API se diferencian por sus enfoques: algunas priorizan y excluyen sectores, países, inversores y/o proyectos. Otras sólo lo hacen en una o dos de esas dimensiones.
  • La mayoría de las entidades interactúa con una amplia cantidad de organizaciones.

Los datos utilizados en el informe fueron obtenidos a través de una encuesta realizada en conjunto por el BID y la OCDE.  Los principales hallazgos del informe y pueden ser visualizados en estos gráficos interactivos.

 

ACERCA DEL BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.