News banner image

Noticias

Energía solar puesta a prueba en Brasil

Donación del BID suministrará electricidad a 1.500 viviendas y servirá como una hoja de ruta para estimular la inversión en energía solar en América Latina y el Caribe

Ante la creciente demanda de energía en América Latina y el Caribe y la necesidad de lidiar con las consecuencias del cambio climático, los países de esta región se están enfocando en la energía solar y otras fuentes renovables

Sin embargo, los altos costos iniciales de estas inversiones pueden tornarse un reto para las empresas. El apoyo financiero de gobiernos u organizaciones multilaterales puede ayudar a superar estas barreras e impulsar el avance de las nuevas tecnologías. Un proyecto apoyado por el Banco Interamericano de Desarrollo en el tórrido noreste de Brasil está trazando una hoja de ruta sobre cómo estimular la inversión privada en la energía solar. 

El proyecto en Tauá, un municipio en el estado de Ceará, será el primer proyecto de generación eléctrica a gran escala en conectar una planta fotovoltaica con el sistema interconectado nacional de Brasil. En su fase piloto, Tauá generará 1 megavatio de corriente continua, el mayor proyecto fotovoltaico ligado a una red energética en América del Sur. 

Inicialmente, Tauá producirá suficiente energía para abastecer a unas 1.500 casas. Se espera que la capacidad de generación se amplíe a 5 megavatios, llegando eventualmente hasta 50 megavatios. El proyecto piloto creará 47 puestos de trabajo en la fase de construcción y 14 en la fase operativa, además de proporcionar la formación de mano de obra calificada. 

La electricidad producida a partir de la energía solar contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a mitigar los efectos del cambio climático. Sin embargo, el costo por megavatio/hora de electricidad generada por plantas fotovoltaicas es superior al costo de la electricidad generada por fuentes convencionales. Para reducir el costo inicial de inversión de Tauá, el BID ha proporcionado dos donaciones por un total de US$700.000. 

Las donaciones allanaron el camino para que MPX Energía SA, una empresa brasileña, asuma la ejecución del proyecto. La operación financiará la adquisición de paneles solares —los elementos esenciales y más caros de una planta fotovoltaica— así como la ingeniería requerida. 

“Para nosotros, el apoyo del BID fue esencial para llevar a cabo este esfuerzo. Tauá servirá como un ejemplo importante que permitirá demostrar cómo las empresas eléctricas pueden ampliar la generación de energía solar en América Latina y el Caribe”, dijo Mario Sergio Gomes, director financiero de Tauá MPX Energía Solar. 

Las donaciones también apoyarán la preparación y difusión de un estudio sobre la tecnología fotovoltaica y mecanismos de incentivos para la generación de energía solar por parte de empresas eléctricas. El estudio apuntará a ofrecer un modelo que se pueda aplicar en América Latina y el Caribe y ayudará a promover la generación solar a gran escala. El estudio analizará cómo los gobiernos locales pueden ayudar a atraer inversiones del sector privado en energía solar. También deberá definir los beneficios económicos que podrían derivarse de un desarrollo del mercado fotovoltaico. 

Las lecciones aprendidas de este proyecto proporcionarán insumos importantes para los gobiernos subnacionales, como el estado de Ceará, que busca desarrollar incentivos para impulsar la inversión en energía solar. Tauá muestra cómo este mecanismo de donaciones combinado con asistencia técnica puede reducir los costos iniciales y ayudar a atraer nuevas inversiones en proyectos ambientalmente sostenibles.