Pasar al contenido principal
El Salvador y BID firman préstamos para sistema de interconexión eléctrica en América Latina

TEGUCIGALPA, Honduras – Autoridades de El Salvador y del Banco Interamericano de Desarrollo suscribieron dos préstamos por un total de 40 millones de dólares para apoyar un proyecto de interconexión eléctrica en América Central, primer paso hacia la integración energética mesoamericana planteada en el Plan Puebla-Panamá.

La formalización de los préstamos para El Salvador se realizó en la capital hondureña, en ocasión de una reunión de gobernadores del BID por los países del Istmo Centroamericano y la República Dominicana.

El ministro de Hacienda de El Salvador, Juan José Daboub, y el presidente del BID, Enrique V. Iglesias, firmaron las garantías de los préstamos en una ceremonia celebrada el viernes. El sábado, suscribieron los contratos correspondientes el presidente Iglesias y Guillermo Sol, presidente ejecutivo de la empresa de generación eléctrica salvadoreña Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

Los financiamientos consisten en un préstamo por 30 millones de dólares del capital ordinario del BID y un préstamo blando por el equivalente en euros de 10 millones de dólares con cargo a un fondo creado por España y administrado por el BID.

Ambos préstamos forman parte de un paquete de 240 millones de dólares aprobado por el BID para el proyecto SIEPAC (Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central), cuyo costo ascenderá a unos 320 millones de dólares.

Los otros países participantes en el SIEPAC – Costa Rica, Honduras, Guatemala, Nicaragua y Panamá – ya han formalizado sus propios contratos de préstamos, por lo cual este proyecto originalmente propuesto hace tres décadas podrá comenzar a concretarse.

Bajo el SIEPAC se desarrollará la primera red regional de transmisión eléctrica y se creará un mercado mayorista de electricidad entre seis países del Istmo Centroamericano. Para ello se construirá una línea de transmisión de 1.830 kilómetros de extensión y 230 kV, desde Guatemala a Panamá, con mayor capacidad y confiabilidad que las conexiones actuales.

Los socios de la CEL en la empresa propietaria de la línea de transmisión del SIEPAC son el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Instituto Nacional de Electrificación de Guatemala (INDE), la Empresa Nacional de Energía Eléctrica de Honduras (ENEE), la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. de Panamá (ETESA) y ENDESA de España.

El proyecto SIEPAC apunta a sumar los beneficios de la integración a los esfuerzos desplegados en años recientes por los países centroamericanos para mejorar sus sistemas eléctricos y a permitir que, progresivamente, cualquier agente calificado pueda vender o comprar electricidad, independientemente de su ubicación en el istmo.

Se espera que la creación de un mercado regional con reglas claras y uniformes brinde incentivos para la instalación de plantas generadoras más grandes y más eficientes, alimentadas por combustibles más limpios. Tales inversiones ayudarían a bajar los costos de la electricidad en América Central, reforzarían la confiabilidad de sus sistemas de suministro de energía y reducirían el impacto ambiental de la generación de electricidad.

Mediante futuras interconexiones con los sistemas eléctricos del sur-sureste de México y Belice, el SIEPAC servirá de base para la integración energética propuesta en el Plan Puebla-Panamá. Este plan propicia el desarrollo económico y social y la consolidación de la integración entre los países del Istmo Centroamericano y los estados meridionales de México.

Jump back to top