Pasar al contenido principal
El BID y Estados Unidos

Estados Unidos, miembro fundador del Banco Interamericano de Desarrollo, cumplió un papel clave en la creación de la institución en 1959 y fue el país que suscribió el mayor paquete accionario individual. La actual suscripción de Estados Unidos equivale al 30,5 por ciento del capital de US$101.000 millones del Banco y refleja su sostenido apoyo al desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe.

Estados Unidos fue también crucial en la creación y el fuerte respaldo que ofreció al Fondo para Operaciones Especiales (FOE), la ventanilla de préstamos blandos del Banco. El FOE fue establecido en 1960 para otorgar préstamos en condiciones concesionales para circunstancias especiales y en países y proyectos específicos. Los préstamos del FOE se destinan actualmente a los países más pobres de la región: Bolivia, Guyana, Honduras, Nicaragua y Haití. A través del tiempo, Estados Unidos ha aportado alrededor de la mitad de los US$10.000 millones de recursos del FOE.

En un esfuerzo por promover las inversiones privadas y el desarrollo del sector privado en la región, Estados Unidos desempeñó un papel de liderazgo en el establecimiento de dos instituciones autónomas afiliadas al BID, la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin).

La CII, establecida en 1984, provee financiamiento para proyectos mediante préstamos directos e inversiones de capital en empresas privadas, líneas de crédito a instituciones intermediarias locales e inversiones en fondos de inversión regionales y locales. La Corporación centra su actividad particularmente en las pequeñas y medianas empresas y los mercados que carecen de acceso a fuentes alternativas de financiamiento. Estados Unidos es el país que suscribió el mayor paquete accionario individual de la CII, equivalente a un 25 por ciento de su capital.

El Fomin, establecido en 1993, ofrece donaciones de asistencia técnica para mejorar los marcos regulatorio y legal y apoyar la formación de una moderna fuerza de trabajo y reducir los obstáculos para el financiamiento de las micro y pequeñas empresas.

En coordinación con la CII, el Fomin también invierte en instituciones de mercado, tales como los fondos de capital, que permiten el acceso de las firmas pequeñas a opciones de financiamiento normalmente disponibles sólo para compañías más grandes.

A través del BID, la CII y el Fomin, Estados Unidos ha ayudado a los países a fortalecer sus instituciones y sus marcos legales y regulatorios para promover el crecimiento y reducir la pobreza en América Latina y el Caribe.

Estos esfuerzos condujeron a profundizar y ampliar los lazos económicos entre Estados Unidos y América Latina. Estados Unidos registró en promedio el 47 por ciento de las inversiones extranjeras directas en América Latina en 1997-1998 y el comercio total de Estados Unidos con la región se incrementó en el período 1991-1998 en un 128 por ciento frente a un aumento de 75 por ciento en el intercambio de Estados Unidos con el resto del mundo.

La Cumbre de las Américas, proceso lanzado en Miami hace cinco años por los jefes de estado del Hemisferio Occidental y apoyado por el BID, simboliza también el compromiso constante de Estados Unidos con la integración y prosperidad en las Américas.

Las áreas prioritarias de Estados Unidos para la acción futura del BID incluyen la reducción de la pobreza, la modernización del estado, la gobernabilidad, la protección ambiental, la integración regional y una mejor distribución de los servicios sociales. La promoción de la transparencia y la lucha contra la corrupción son preocupaciones centrales. Estados Unidos impulsa firmemente medidas para mejorar la gobernabilidad en la región y los procedimientos de adjudicaciones utilizados en los proyectos del Banco. Ha también liderado los esfuerzos para alentar la transparencia en las operaciones del Banco, aplicar un enfoque participatorio y promover la inclusión de la sociedad civil en el desarrollo y ejecución de las políticas y proyectos del Banco.

Estados Unidos apoya firmemente la participación del BID en la iniciativa de alivio de la deuda de los países pobres fuertemente endeudados (HIPC en inglés) impulsada conjuntamente con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras agencias internacionales. Actualmente, el BID está proporcionando alivio de la deuda a Bolivia y Guyana y el Directorio está discutiendo una reducción adicional de la deuda de estos dos países y también de Honduras y Nicaragua, bajo la iniciativa HIPC ampliada.

Además de promover el desarrollo económico y social de los 26 países miembros prestatarios en América Latina y el Caribe, la participación de Estados Unidos en el Banco permite a las compañías estadounidenses acceder a oportunidades de negocios en los programas financiados por el BID. Las firmas estadounidenses ocupan el primer lugar por el monto de contratos adjudicados por el Banco a empresas de los países no-prestatarios.

Reunión Anual del Año 2000

Nueva Orleans será sede de la cuadragésima primera reunión anual de la Asamblea de Gobernadores del BID del 27 al 29 de marzo de 2000. La reunión del BID tendrá lugar simultáneamente con la decimoquinta reunión anual de la Asamblea de Gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones.

La reunión anual BID-CII, el principal foro mundial sobre el desarrollo de América Latina y el Caribe, atraerá a miles de funcionarios de los sectores público y privado, banqueros, expertos y periodistas, como también a representantes de diversas organizaciones no-gubernamentales.

El principal órgano de decisiones de política del BID, la Asamblea de Gobernadores –cuyos miembros tienen el nivel de ministros de finanzas, de economía, o presidentes de los bancos centrales— discutirá entre otros temas un documento de estrategia para el nuevo siglo preparado conjuntamente por la gerencia del Banco y el Directorio Ejecutivo, y también la participación del Banco en la iniciativa HIPC ampliada.

Se espera que los gobernadores de la CII reciban un informe actualizado sobre el estado del incremento de US$500 millones en el capital de la Corporación.

Las anteriores reuniones anuales realizadas en Estados Unidos tuvieron lugar en Washington en 1967 y en Miami en 1987. La sede central del Banco está ubicada en Washington, D.C.

Hasta fines de 1999, el BID, la institución que ha otorgado el mayor financiamiento a América Latina y el Caribe, había aprobado 2.652 operaciones por un total aproximado de US$104.600 millones, para apoyar proyectos con un costo total de unos US$240.000 millones.

En 1999 la CII aprobó 22 transacciones por US$190 millones para proyectos con un costo total de US$1.500 millones. Cuando se implementen, estos proyectos crearán 12.000 puestos de trabajo y generarán ingresos en divisas extranjeras por un valor agregado anual de US$800 millones para los países prestatarios.

Jump back to top