Pasar al contenido principal
El BID presta US$18 millones para la ampliación de servicios globales de informática de Trinidad y Tobago

El proyecto influirá en la infraestructura idiomática, educacional y tecnológica del país, a fin de promover su posicionamiento como centro regional de provisión de servicios sustentados por la informática

Trinidad y Tobago recibirá un préstamo de US$18 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ayudará al país a expandir su capacidad de oferta de servicios globales de informática.

El proyecto tiene por objeto ayudar al posicionamiento de Trinidad y Tobago como centro regional para la provisión de servicios de informática mediante el suministro de capacitación, promoción de inversiones y personalización de marcas y a la formación de capacidad, a fin de mejorar el entorno para los negocios y la reglamentación.

Trinidad y Tobago tiene una buena ubicación para capitalizar la tendencia mundial a la contratación externa de servicios de tecnología de la información. A escala regional, el país ocupa un buen lugar en lo que atañe a la calidad de su sistema educacional, incluyendo el nivel de conocimientos matemáticos y científicos y la formación administrativa. Su población anglófona está dotada con los conocimientos idiomáticos que requiere la industria y, además, se considera que la infraestructura de tecnología de la información del país figura entre las mejores de la región.

La reducida población del país determina que el plantel de personal idóneo sea limitado y, por tal motivo, el proyecto incluye la creación de un centro de internacionalización de servicios mundiales para ofrecer servicios de capacitación y apoyo adaptados a las necesidades de compañías locales y de inversionistas internacionales. El proyecto financia el arriendo de un edificio para el establecimiento del recinto del centro y la creación de oportunidades para el trabajo de colaboración y la innovación, lo cual permitirá el incremento de la capacidad de exportación de pequeñas y medianas empresas (PYME).

El proyecto incluye, además, la creación de una estrategia de comercialización y personalización de marcas y de contacto con la diáspora de Trinidad y Tobago, a fin de promover la imagen del país como proveedor confiable de servicios de informática a escala mundial.

El préstamo del BID tiene un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de 5 ½ años y una tasa de interés con base en la LIBOR.

Jump back to top