Pasar al contenido principal
El BID lidera reunión para abordar el cambio climático en Foro Internacional de Transporte

El Foro Internacional de Transporte (ITF, por sus siglas en inglés) de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico realiza su Cumbre Anual entre el 24 y el 26 de mayo, reuniendo a representantes de gobiernos, sector privado, academia y sociedad civil para compartir perspectivas sobre el rol del transporte como un habilitador clave de desarrollo económico inclusivo y sostenible.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en colaboración con el ITF, realizaron una mesa redonda con las delegaciones de los países de América Latina y el Caribe que participan en la Cumbre Anual de este Foro. El tema principal fue “Transporte de bajas emisiones de carbono para un crecimiento equitativo”, que tuvo como objetivo destacar los logros y el potencial de la descarbonización del sector transporte en América Latina y el Caribe, dialogar sobre los retos y las posibles oportunidades para un transporte más limpio, e identificar las políticas y proyectos a la vanguardia en movilidad eficiente y equitativa con bajas emisiones de carbono en la región.

El BID provee asistencia técnica para la generación e implementación de políticas públicas de descarbonización y adaptación del transporte al cambio climático, facilita el intercambio de conocimiento e impulsa la acción colectiva en la región. “Estamos ante un desafío sin precedentes para el sector: en menos de una década tenemos que generar un cambio sistémico que nos coloque en la trayectoria de emisiones compatible con la sostenibilidad del planeta. Desde el BID estamos completamente comprometidos a trabajar con los países de la región para abordar juntos esta importante tarea” dijo Ana María Pinto, Jefa de la División de Transporte del BID.

“El rol del ITF es impulsar el diálogo entre Ministros sobre los grandes desafíos de la movilidad, y no hay mayor desafío que alcanzar los objetivos climáticos mediante una transición equitativa hacia un transporte cero emisiones”, dijo el Secretario General de ITF, Young Tae Kim.

Con el 25% de las emisiones a nivel mundial, el transporte es el segundo mayor contribuyente de CO2 derivado de la quema de combustible. Si bien la región tiene una participación reducida sobre el total de emisiones de CO2 del sector transporte a nivel mundial (9%), esta ha venido en aumento, pasando de 281 Mt de CO2 en 1990 a 595 Mt de CO2 en 2019 (IEA, 2022).

Con el fin de contrarrestar esta tendencia, los países de la región han puesto en marcha planes para impulsar la movilidad eléctrica, incentivar el cambio modal al transporte férreo y mejorar la calidad del transporte público, entre otros. “Desde el sector transporte debemos tomar acciones decididas y audaces que apunten a su descarbonización, y esto no es solo impulsar la electrificación de nuestros vehículos, donde desde Chile hemos realizado importantes avances en la electrificación del transporte público. Es también, en orden de prioridad, el reducir el número de viajes, priorizar el transporte público a través de una mejor calidad de servicio, promover los modos no motorizados y, por último, generar cambios tecnológicos en nuestras flotas”, expresó el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones de Chile, Juan Carlos Muñoz.

Renan Filho, Ministro de Transporte de Brasil, manifestó que “la forma en la que pensamos la infraestructura de transporte en Brasil es conciliar la sostenibilidad con las inversiones en carreteras y ferrocarriles. Ese equilibrio es fundamental para avanzar en una infraestructura verde y resiliente, que sea la base la integración de los países y del crecimiento con justicia social”. Es a través de estas acciones que los países de ALC avanzan en el cumplimiento de las metas establecidas en sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, en el marco de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París para limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius -preferiblemente 1,5 grados Celsius- en comparación con los niveles preindustriales.

Asimismo, durante la Cumbre, los bancos multilaterales de desarrollo anunciaron haber alcanzado una contribución de US$ 3.600 millones para proyectos de seguridad vial en países en desarrollo en el período 2018-2022. Cada año, los siniestros viales causan 1,35 millones de muertes a nivel global, 93% de estos casos registrándose en los países en desarrollo. El BID se encuentra comprometido en trabajar con los gobiernos de América Latina y el Caribe en superar esta crisis sanitaria mundial y alcanzar el objetivo de Naciones Unidas de reducir a la mitad las fatalidades viales en la región para 2030.

Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región. 

Contacto de Prensa

Nunez Zelaya,Anamaria

Nunez Zelaya,Anamaria
Jump back to top