Pasar al contenido principal
El BID aprueba US$300 millones para apoyar competitividad y reactivación económica en Perú

Como parte de su trabajo de promoción de la competitividad y la productividad en América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$300 millones para apoyar al Gobierno de Perú a impulsar la economía y acelerar el crecimiento. 

El Programa de reformas en apoyo a la reactivación económica y a la competitividad facilitará la alineación de los programas públicos de innovación con los desafíos productivos nacionales, en particular aquellos relacionados con la sustentabilidad económica, social y ambiental. Adicionalmente, promoverá la inversión privada y pública en infraestructura y mejorará el acceso al financiamiento para dar continuidad a la producción. 

La pandemia causada por el COVID-19 tuvo repercusiones negativas en la inversión y la innovación de la economía peruana. La emergencia sanitaria puso fin a dos décadas de crecimiento con una caída del PIB para 2020 del 11%, un rebote en 2021 del 13,6% y un crecimiento del 2,9% en 2022. En este contexto, esta operación apoyará a Perú a consolidar la reactivación de la economía y promover mejoras del entorno de negocios para la inversión y la innovación que permitan darle sustentabilidad a su proceso de crecimiento.

Entre las acciones previstas, se destacan cambios regulatorios y tributarios para mejorar la ejecución de la inversión tanto privada como pública, el fortalecimiento de los mecanismos de diálogo público-privado para destrabar inversiones y el despliegue de nuevas herramientas financieras para amortiguar los problemas de liquidez de las micro y pequeñas empresas.   

En el mismo sentido, el programa incluye la implementación de un fondo para reducir la brecha de financiación para el emprendimiento. También se promoverá la formalización y digitalización de las micro y pequeñas empresas. 

El programa de reformas beneficiará a las empresas formales del Perú en general, especialmente a las micro y pequeñas empresas que participen de los programas de reactivación económica y digitalización, y las que avancen hacia niveles más profundos de formalidad productiva a través de los servicios ofrecidos por la red de Centros de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica (CITE). Del mismo modo, beneficiará a las empresas que participen en programas públicos para investigación y desarrollo.  

Los fondos de inversión temprana en capital de riesgo y los emprendedores que consigan inversiones de tales fondos también se beneficiarán del programa.  

En términos de inclusión, esta operación ayudará a cerrar brechas de género en el uso de tecnologías digitales, en tanto que incorporará estrategias de formación flexibles y de fácil acceso como bootcamps. Asimismo, se promoverá la participación de comunidades indígenas con acciones concretas como la implementación de un proyecto para mejorar la calidad de vida de comunidades de la región de Loreto.   

El préstamo del BID de US$300 millones tiene un plazo de amortización de 20 años, un período de gracia de 5 años y medio, y una tasa de interés basada en SOFR.

Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región. Accede a nuestro tour virtual.

Contacto de Prensa

Molina Medina,Vanessa Carolina

Molina Medina,Vanessa Carolina

Cavelier,Andres

Cavelier,Andres
También te puede interesar

Peru and the IDB

Leer más

Puntos sobre la i

Leer más
Jump back to top