Pasar al contenido principal
Cofinanciamiento de proyectos totalizó US$2.000 millones en 1999

El Banco Interamericano de Desarrollo obtuvo 2.000 millones de dólares en cofinanciamiento para proyectos de reforma económica y social y de infraestructura, así como para programas de emergencia para América Latina y el Caribe durante 1999.

El cofinanciamiento es una herramienta fundamental para apoyar el programa crediticio del BID, que en 1998 atrajo un récord de 3.535 millones de dólares de recursos de fuentes externas.

Japón fue la principal fuente de cofinanciamiento bilateral por quinto año consecutivo, mientras que el Banco Mundial realizó el mayor aporte multilateral.

En los últimos años la cooperación externa fue especialmente generosa para ayudar a los países centroamericanos y sudamericanos afectados por desastres naturales como los desencadenados por el huracán Mitch y el fenómeno El Niño o por la turbulencia en los mercados financieros mundiales.

Fuentes bilaterales

Japón se distinguió el año pasado como la mayor fuente de recursos no vinculados al contribuir 592 millones de dólares a cinco proyectos auspiciados por el BID. En 1997 el cofinanciamiento japonés había llegado a un récord de 1.487 millones de dólares.

Las dos fuentes más importantes de Japón, el Banco de Exportación e Importación del Japón (J-Exim) y el Fondo de Cooperación Económica a Ultramar (OECF) se fusionaron y formaron el Banco de Cooperación Internacional de Japón (JBIC).

En 1999 el JBIC proporcionó un total de US$500 millones en fondos no vinculados para dos proyectos: US$200 millones para el segundo programa de mejora de las pequeñas y medianas empresas de Perú; y US$300 millones para la tercera etapa del programa de crédito multisectorial del Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) de Brasil.

Por otra parte, el Organismo Japonés de Cooperación Internacional (JICA) ayudó a rehabilitar puentes y sistemas de abastecimiento de agua destruidos por el huracán Mitch en Honduras y Nicaragua, con donaciones de US$56 millones y US$10 millones, respectivamente. El JICA ofreció también un financiamiento paralelo de US$26 millones para la ampliación y modernización del sistema de distribución y abastecimiento de agua de Managua.

El gobierno de España financió la rehabilitación de la Carretera Panamericana en Nicaragua con un préstamo concesional de US$16 millones. El Fondo Internacional de Fomento de la Cooperación de Taipei facilitó US$7,7 millones en condiciones concesionales para el programa de manejo de desechos sólidos de El Salvador. El Organismo Sueco para el Desarrollo Internacional financió la reconstrucción de puentes dañados por el huracán Mitch en Honduras con una operación no reembolsable de US$35,8 millones.

Fuentes multilaterales

El Banco Mundial contribuyó 1.300 millones de dólares en cofinanciamiento para proyectos apoyados por el BID: US$1.000 millones para un paquete de emergencia para la reforma de los mecanismos de protección social en Brasil; y US$300 millones para reforma del sector financiero en Perú.

El Banco Europeo de Inversiones ofreció un cofinanciamiento de US$40 millones para el programa de interconexión eléctrica de América Central (SIEPAC).

El Banco de Desarrollo del Caribe facilitó US$8,3 millones para mejorar la capacidad de Belice para responder a los desastres naturales.

El Fondo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo concedió un total de recursos concesionales no vinculados por US$22 millones: US$8 millones para el desarrollo del sector salud en Perú; US$5 millones para servicios de agua y alcantarillado en Nicaragua; US$5 millones para un programa de emergencia de infraestructura vial y abastecimiento de agua en Honduras; y US$4 millones para el desarrollo de infraestructura en Jamaica.

El Fondo de Desarrollo Nórdico aportó un préstamo libre de intereses por US$6,9 millones para la carretera Ventilla-Tarapaya en Bolivia; US$6,9 millones para apoyar el programa de escudo epidemiológico y reforma del sector salud en Bolivia; y US$2,1 millones para el programa de inversiones en agua potable y saneamiento en Honduras.

El Organismo Noruego de Desarrollo Internacional proporcionó una donación de US$1,8 millones para fortalecer la política social en Nicaragua, proyecto a cargo del Instituto Interamericano para el Desarrollo Social del BID.

Además, el Banco y el gobierno de Suecia firmaron en 1999 un acuerdo marco que sienta las bases para la cooperación en el financiamiento de proyectos de desarrollo.

 

Para más información, diríjase a Christophe Guillemin, jefe y coordinador de la División Cofinanciamiento, al teléfono (202) 623-2914 o por correo electrónico a christopheg@iadb.org.

Jump back to top