Pasar al contenido principal
Brechas de género, edad y educación impactan la vocación integracionista de América Latina

El apoyo de los ciudadanos de América Latina a la integración regional ha crecido a un 74% entre los países encuestados en los últimos 25 años, pese a que existen importantes brechas según la edad, género, ubicación geográfica y niveles socioeconómicos y educativos, según un estudio del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La publicación La voz latinoamericana: la opinión sobre la integración regional en el tiempo: una mirada de los últimos 25 años, encontró que, a medida que las economías de la región crecen, también mejora el apoyo a la integración. Según el informe, por cada 10 puntos porcentales de aumento del PIB per cápita, se registra un incremento de 2,3 puntos porcentuales a favor de la integración regional. 

El informe se realizó en base a datos de Latinobarómetro, incluyendo más de 225 mil observaciones de 18 países, recolectadas durante el último cuarto de siglo.

“Este estudio demuestra que para que los países latinoamericanos alcancen mayores niveles de apoyo a los procesos de integración regional, es fundamental trabajar en la reducción de las brechas de género, socioeconómicas y educativas”, dijo Fabrizio Opertti, gerente del Sector de Integración y Comercio del BID. “Asimismo, garantizar la estabilidad macroeconómica y niveles positivos en las tasas de crecimiento económico puede contribuir a este objetivo”.

El reporte también arrojó los siguientes hallazgos:

  • Con los años se ha consolidado la vocación integracionista. El porcentaje de personas a favor de la integración regional ha crecido en los últimos años, pasando de 70% (entre 1995 y 2010) a 74% (entre 2010 y 2020).
  • Las y los jóvenes encabezan el apoyo a la integración.  La población de menor edad es la que históricamente ha mostrado mayor apoyo a la integración económica regional. El 74% de las personas de entre 15 y 36 años está a favor de la integración comparado con un mínimo de 65% en la población mayor de 65 años (promedio regional 1995-2020).
  • Entre más alto el nivel educativo de las personas mayor su apoyo a la integración económica regional. Se observó una brecha de 24,5 puntos porcentuales entre los segmentos poblacionales de nivel socioeconómico más elevado y los de nivel más bajo, y de 24,6 puntos porcentuales entre quienes completaron estudios superiores y quienes tienen educación básica (promedio regional 1995-2020).
  • Los varones encabezan la opinión a favor de mayor integración, con una brecha de género regional promedio de 7 puntos porcentuales (promedio regional 1995-2020).

Ana Basco, directora de BID INTAL, dijo que “la integración regional en América Latina es un proceso que requiere de un compromiso continuo y un esfuerzo concertado entre instituciones, gobiernos, ciudadanos y organismos internacionales. Por eso, fortalecer el apoyo a la integración en las y los jóvenes de la región, y mejorar los niveles de valoración de los ciudadanos en los gobiernos, puede contribuir a elevar los índices de vocación integracionista”.

El BID INTAL pertenece al Sector de Integración y Comercio del BID.
 

Acerca del BID
El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.  Accede a nuestro tour virtual.

Contacto de Prensa

Cavelier,Andres

Cavelier,Andres
Jump back to top