Pasar al contenido principal
BID y Bolivia firman primero de dos préstamos blandos para apoyar reforma de administración fiscal

SANTIAGO DE CHILE - El ministro de Hacienda de Bolivia José Luis Lupo y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo Enrique V. Iglesias firmaron hoy los documentos de un préstamo blando de 47 millones de dólares - la primera de dos operaciones de financiamiento que otorgarán al país un total de 87 millones de dólares destinados a fortalecer la administración del sector público en el nivel municipal y financiar proyectos de inversión local.

La primera fase del programa se extenderá durante cinco años. La segunda fase, que también abarcará un período de cinco años, contará con el apoyo de un préstamo del BID de 40,3 millones de dólares, sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del BID. Los recursos para ambas operaciones provendrán del Fondo para Operaciones Especiales, la facilidad de financiamiento concesional del Banco.

El programa está destinado a fortalecer el proceso de descentralización en Bolivia mediante la promoción de una mejor administración fiscal y gestión municipal, y una mayor coordinación entre municipalidades y agencias nacionales y en la asignación de recursos.

La iniciativa proveerá también fondos para inversiones en áreas tales como caminos, educación, alumbrado público, protección contra la erosión y las inundaciones, y recolección de residuos sólidos.

A fin de ser elegibles bajo el programa para los recursos de inversión, las municipalidades deberán presentar y obtener la aprobación de planes de ajuste institucional, que serán evaluados por un equipo técnico del Fondo Nacional de Desarrollo Regional. Los planes contendrán análisis institucionales y financieros de las municipalidades y describirán las medidas propuestas para mejorar la administración y la situación fiscal.

Un componente del programa financiará modernos sistemas de registro de tierras municipales, que incrementarán la base impositiva mediante una mejora en el mapeo e identificación de activos.

El programa introducirá también un criterio de eficiencia en la transferencia de recursos del gobierno central a las municipalidades, racionalizando el gasto en los diversos niveles de gobierno, incrementando el ahorro fiscal y ofreciendo incentivos para un mejor uso del potencial fiscal municipal.

La iniciativa estará a cargo del Ministerio de Hacienda* mediante el Fondo Nacional de Desarrollo Regional y el Fondo Nacional de Inversiones Sociales Productivas.

El costo total de la fase I del programa es de US$54,6 millones. El préstamo del BID se otorga a un plazo de 40 años, con un período de gracia de 10 años, a una tasa de interés anual de 1 por ciento durante el período de gracia y de 2 por ciento con posterioridad. Los fondos locales de contrapartida totalizan US$7,6 millones para la fase I y US$5,6 millones para la fase II.

Jump back to top