News banner image

Noticias

BID respalda modelos de negocios en la base de la pirámide en América Latina y el Caribe

Proyectos se proponen aumentar los ingresos y mejorar la calidad de vida de las personas de bajos ingresos a través de empresas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se está asociando con empresas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales para impulsar proyectos novedosos que permitan la generación de nuevos modelos de negocios que ofrezcan a las personas de bajos ingresos en América Latina y el Caribe bienes y servicios de calidad, el mejoramiento de sus oportunidades de ingresos y un incremento en sus niveles de vida.

Cerca de 360 millones de personas en la región —o el 70 por ciento de la población—, son desatendidas y pagan precios muy altos por servicios tales como salud, educación y vivienda. En los últimos tres años, el BID ha invertido más de US$150 millones para desarrollar modelos de negocios rentables que permitan mejorar la prestación de dichos servicios y productos en la base de la pirámide, un mercado regional que representa US$500 mil millones anuales. Los proyectos apoyados por el BID también se proponen encontrar vías que permitan el ingreso a la economía formal por parte de los pequeños productores y comerciantes, y que faciliten su participación en cadenas de valor más rentables y sostenibles.

"Nuestros modelos de negocios tienen el objetivo de integrar a los pobres en la economía formal, mejorar su calidad de vida y promover una mayor inclusión social", dijo Luiz Ros, jefe de la iniciativa Oportunidades para la Mayoría (OMJ, según sus siglas en inglés) del BID, que se puso en marcha hace tres años, con el propósito de apoyar proyectos que permitan satisfacer las necesidades de los sectores sociales de bajos ingresos. "Al dar a los pobres el acceso a bienes de alta calidad y servicios a un precio asequible a través del sector privado, el Banco está ayudando a aliviar la pobreza en la región".

Cada proyecto de la OMJ se somete a una rigurosa evaluación que hace hincapié en la viabilidad económica y financiera, así como en la focalización de las inversiones en beneficio de las poblaciones de bajos ingresos. El BID también promueve las asociaciones para aprender de las experiencia de los demás y para movilizar recursos adicionales de otros inversionistas.

Ejemplos de nuestro trabajo:

Creación de soluciones de vivienda en Paraguay

Visión Banco, una institución financiera líder en Paraguay, ofrece microcréditos a microempresas y también bienes de consumo a unos 140.000 clientes. Ahora, con la ayuda de una garantía parcial de crédito de la OMJ, se encuentra lanzando una nueva línea de préstamos que sus clientes pueden utilizar para comprar, construir o mejorar sus viviendas. A través de una asociación colaborativa con la institución internacional sin fines de lucro Hábitat para la Humanidad y una agencia gubernamental de desarrollo financiero, Visión Banco podrá proporcionar asistencia técnica y cursos de educación financiera a los prestatarios de estos nuevos préstamos.

Crédito y capacitación para microempresarios de alimentos en Brasil

En Brasil, las personas que producen y venden alimentos sencillos, son llamados "transformadores" por sus habilidades especiales en la transformación de materias primas en comidas y meriendas. Con el apoyo de la OMJ, la compañía mayorista Tenda Atacado, con sede en Sao Paulo, está proporcionando a estos microempresarios nuevas herramientas que les ahorrará tiempo y dinero. Los préstamos para capital de trabajo les permitirán comprar suministros y equipos, y los programas de formación les enseñarán cómo hacer crecer sus negocios. Poseer hogares seguros y protegidos están ahora al alcance de los pobres, gracias a estas asociaciones innovadoras.

Ampliación de mercados para los pequeños agricultores en México

Conseguir que las grandes empresas incorporen a los productores de bajos ingresos en sus cadenas de suministro, es una manera muy segura de romper el ciclo de la pobreza. Los pequeños productores pueden tener acceso a una cartera de clientes confiables, al igual que a un capital de trabajo, así como a otros beneficios —como la producción de productos de mayor valor o mejor calidad, servicios financieros, capacitación y modernización de los procesos de producción. Sabritas, una de las principales empresas productoras mexicanas de alimentos ligeros, propiedad de PepsiCo, ha decidido adoptar medidas para colaborar con los pequeños productores de girasol en un proyecto respaldado por la OMJ.

Inversión en fondos de innovación

A través de la OMJ, el BID ha realizado importantes inversiones en los dos fondos sociales más importantes, en apoyo a todas aquellas empresas que se encuentran concentradas en la base de la pirámide. La primera es IGNIA, una firma de capital de riesgo con sede en México que invierte en empresas medianas y pequeñas de América Latina. La segunda es Alianzas Globales, con sede en Seattle y Managua. Su Fondo de Inversión Social 2010 financia programas que ofrecen productos y servicios adicionales a los clientes de bajos ingresos de las instituciones microfinancieras.