Pasar al contenido principal
BID participa en emisión de bonos del sector privado en moneda local en Chile mediante garantía financiera pionera de US$75 millones

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la concreción de su primera garantía financiera destinada a apoyar una emisión de bonos en moneda local por el equivalente a 300 millones de dólares para financiar mejoras en la carretera de peaje que vincula Santiago de Chile con el puerto de Valparaíso.

El BID garantiza una porción de 75 millones de dólares de la emisión, su primera operación de este tipo de apoyo al sector privado, y Financial Security Assurance, Inc. de New York co-garantiza el monto restante. Santander Investments Chile Ltda. es el coordinador y agente de colocación.

"Esta garantía financiera permite cumplir simultáneamente varias metas de desarrollo", comentó Hiroshi Toyoda, gerente del Departamento del Sector Privado del BID. "En primer lugar, estamos apoyando el crecimiento del sector privado y el desarrollo de la infraestructura. En segundo término, estamos desarrollando un nuevo instrumento financiero de largo plazo cuyo uso podría repetirse en otros países de América Latina; y en tercer lugar, estamos asistiendo a un país para que asuma deuda en su moneda nacional, que es más ventajoso que hacerlo en moneda extranjera".

La emisión bajo la modalidad de mejoras del crédito de BID/FSA fue calificada por Moody’s como Baa2, que es el grado más alto otorgado para inversiones en un proyecto de carretera de peaje en Chile.

Se trata también de la mayor venta de bonos de infraestructura a los fondos de pensión chilenos y compañías de seguros, y pagará un cupón de 6,02 por ciento de la Unidad de Fomento, un instrumento de deuda de Chile.

El proyecto financiado incluye la mejora de una carretera de peaje de 110 kilómetros que vincula Santiago con Valparaíso; una expansión de 2,3 kilómetros (Ruta Las Palmas) que conectan Valparaíso con Viña del Mar; y la construcción de una nueva carretera de 18 kilómetros (Troncal Sur) entre Viña del Mar y las ciudades de Quilpué, Villa Alemana y Peñablanca. Las obras incluirán dos nuevos túneles paralelos, que eliminarán el atascamiento que se produce cuando cuatro carriles de tránsito convergen en túneles de solamente dos carriles, y la construcción de plazas de pago de peaje y puentes para peatones. El costo total del proyecto es de aproximadamente 416 millones de dólares. Los auspiciantes del proyecto son ACS y SACYR de España.

Jump back to top