Pasar al contenido principal
BID financia diversificación de la matriz energética y aumento en la generación de energía eólica en Uruguay

Aprobó préstamo al sector privado para construir nuevo parque eólico que contribuirá a reducir emisiones de CO2

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo al sector privado de hasta US$132,6 millones para financiar parcialmente la construcción en Uruguay de los parques eólicos Carapé I y II. El financiamiento aprobado incluye US$88,4 millones del capital ordinario del BID y US$44,2 millones del Fondo Chino de Cofinanciamiento para América Latina y el Caribe, el cual es un fondo constituido por el Gobierno Chino para cofinanciar con el BID proyectos en la región.

Los objetivos del proyecto son contribuir a la diversificación de la matriz energética del país, a través de la generación de aproximadamente 364.700 MWh por año de energía renovable, atendiendo de esa manera el consumo promedio de más de 158 mil personas. Además, el proyecto contribuirá a mitigar la vulnerabilidad del sector eléctrico a las condiciones hidrológicas del país y reducir las emisiones de CO2 en 259 mil toneladas anuales por medio de la sustitución de combustibles fósiles con energía renovable.

“El financiamiento de largo plazo aprobado por el BID es clave para el desarrollo de Carapé I y II, los cuales contribuirán sustancialmente al éxito del programa eólico de Uruguay”, dijo Gian Franco Carassale, jefe del equipo del proyecto del BID.

“El financiamiento provisto a Carapé I y II apoyará la adición de 90MW de energía eólica al país y marca el fuerte compromiso del BID en apoyar los esfuerzos de Uruguay para desarrollar energía renovable no tradicional”, dijo Jean-Marc Aboussouan, Jefe de la División de Infraestructura del Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo.

El proyecto se construirá en la Sierra de Carapé, al norte de la ciudad de San Carlos en el departamento de Maldonado y consiste en un parque eólico de 90 MW, dividido en dos subproyectos, Carapé I y Carapé II, de 50 MW y 40 MW, respectivamente. Las obras incluyen la instalación de 31 aerogeneradores Vestas, la construcción de una línea de transmisión de 150 kV y 39,6 km. de longitud, subestaciones, obras civiles, caminos de acceso y otra infraestructura necesaria para transmitir la energía a la red de la empresa estatal UTE.

Será desarrollado por Vengano S.A. y Fingano S.A., empresas de fines especiales propiedad de Corporación América S.A. y Contreras Hermanos S.A. de Argentina, y de Constructora San José S.A., de España.

La matriz energética de Uruguay está integrada por aproximadamente un 60 por ciento de generación hidroeléctrica, 38 por ciento de generación térmica en base a combustibles fósiles, y el resto es generada por biomasa y energía eólica. 

Sobre el Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo

El Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo (SCF) lidera todas las operaciones del BID sin garantía soberana para proyectos de gran escala, compañías e instituciones financieras de recursos de terceros mediante la asociación con bancos comerciales, inversores institucionales, co-garantes y otras entidades co-financiadoras, para proyectos con un alto impacto en el desarrollo.

Jump back to top