News banner image

Noticias

BID e Infraestructura

 

El Banco Interamericano de Desarrollo —la principal fuente de financiamiento para el desarrollo multilateral en América Latina y el Caribe— proyecta invertir US$12.000 millones para proyectos de infraestructura en la región hasta fines de 2010.

El Presidente del BID Luis Alberto Moreno resaltó la importancia de la financiación del BID para proyectos de infraestructura y competitividad, que alcanzó los US$5.700 millones en 2007. Durante una conferencia sobre competitividad y el papel de la infraestructura que se realizó en Londres a comienzos de este año, Moreno precisó que los países de América Latina y el Caribe todavía han de recuperarse tras décadas de falta de inversión en infraestructura, a diferencia de países asiáticos con economías de crecimiento más rápido, tales como China y Corea del Sur.   

“Para alcanzar ese nivel [América Latina y el Caribe] necesitan invertir al menos el doble de lo que hoy invierten en este sector, que representa el 2 por ciento de su PIB anual. Durante las dos próximas décadas necesitan invertir entre el 4 y el 7 por ciento del PIB anual para llegar a obtener la infraestructura de alta calidad que puede convertirse en la columna vertebral de nuestro desarrollo”, declaró Moreno.

Moreno destacó las buenas perspectivas económicas que hoy tiene América Latina durante la conferencia, organizada por el BID, Canning House, London Stock Exchange y UK Trade and Investment.

 

“El mayor reto para la región es garantizar que hace buen uso de este período extraordinario de sólido crecimiento y altos precios para sus exportaciones”, declaró Moreno. “Los resultados dependerán en gran parte de las decisiones que se adopten sobre infraestructura”.

 

El rápido crecimiento del comercio exterior ha puesto de relieve las deficiencias tan graves que la región tiene en infraestructura. Mientras China invierte un 9 por ciento de su PIB anual en infraestructura, América Latina y el Caribe tan solo invierten un 2 por ciento, según Moreno.

 

“En América Latina y el Caribe las inversiones deben aumentar de forma sustancial para potenciar la capacidad actual”, dijo Moreno.

 

Moreno señaló que las deficiencias en infraestructura de la región también representan oportunidades, en especial cuando se toma en cuenta a sectores que, con toda probabilidad, serán mucho más dinámicos en el futuro. El presidente del BID mencionó la producción de cereales, carne y otro tipo de alimentos que enfrentan restricciones crecientes en áreas de Asia y África como consecuencia de sus limitaciones de suelo y agua.

 

“Se proyecta que la importación neta de cereales por parte de Asia y África se incremente de los 85 millones de toneladas actuales a 265 millones en 2030”, declaró Moreno. “América Latina goza de una ventaja comparativa para cubrir esa futura demanda, lo cual tiene implicaciones inmensas para las inversiones que la región ha de hacer en irrigación, carreteras y puertos”. 

 

Moreno aseguró que se podían citar muchos ejemplos adicionales de oportunidades para otros sectores como el industrial, el turístico y el de servicios, entre otros. “Las oportunidades están ahí, nosotros tendríamos que hacerlas realidad”, dijo Moreno.

 

Según el presidente del BID, los gobiernos de la región están dando los pasos necesarios para la implementación de marcos operativos que ofrezcan incentivos a la inversión privada y a las asociaciones público-privadas.  

 

“Lejos de rechazar cualquier tipo de participación privada o de inversión extranjera en infraestructura, el sector público tiene un conocimiento actualizado de que las asociaciones con el sector privado son, en muchos casos, la única formula para obtener los recursos, los conocimientos y las habilidades necesarios para poner en marcha proyectos de infraestructura”, añadió Moreno. 

 

Moreno explicó que el comercio exterior, que ya representa un 50 por ciento del PIB de América Latina, tiene un potencial enorme para el crecimiento si se llegan a resolver las limitaciones de la infraestructura.

El Fondo para la Preparación de Proyectos de Infraestructura (InfraFund)
A lo largo de sus primeros 15 meses de operaciones, el Fondo para la Preparación de Proyectos de Infraestructura (InfraFund) del BID, que financia la preparación y desarrollo de infraestructura crítica para América Latina y el Caribe, ha adjudicado más de US$12 millones en donaciones a 14 países en apoyo de 23 proyectos que en su día facilitarán inversiones por miles de millones de dólares. Estas operaciones consiguieron US$10,3 millones adicionales de contrapartidas y otras fuentes para las fases iniciales de preparación y desarrollo de proyectos

En 2007, el BID aprobó 18 proyectos InfraFund por un total de US$8,7 millones. InfraFund se lanzó en septiembre de 2006 con una contribución inicial del BID de US$20 millones. Mediante un mecanismo operativo de ejecución rápida, InfraFund financia estudios de factibilidad, análisis técnicos y demás actividades preparatorias que son requisito esencial para inversiones estratégicas y sostenibles de infraestructura. De las operaciones de financiación aprobadas, nueve han apoyado proyectos de energía (US$3,7 millones), siete de transporte (US$4,5 millones), cinco de agua y saneamiento (US$2,9 millones), y dos multisectoriales (US$1 millón). Estas inversiones preparatorias beneficiaron proyectos en Argentina,  Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Suriname y Uruguay.