Pasar al contenido principal
BID aumentará financiamiento para reforma del Estado

El Banco Interamericano de Desarrollo espera aumentar su financiamiento para programas de reforma del estado a unos 6.000 millones de dólares en los próximos años a fin de apoyar la modernización del sector público en América Latina y el Caribe, anunció hoy el presidente del BID, Enrique V. Iglesias.

En un discurso pronunciado en un almuerzo ofrecido por el BID a los delegado a la Conferencia Internacional sobre Reinvención del Gobierno, Iglesias destacó que los gobiernos de las Américas parecen haber llegado a un consenso sobre la relación directa entre la calidad del gobierno y los procesos de desarrollo exitosos.

"El debate sobre el estado ha perdido la virulencia ideológica de otros tiempos. Hoy no nos planteamos el debate entre más estado o menos estado, sino sobre la calidad del estado. No es cuestión de achicar sino de darle el tamaño justo y necesario", afirmó.

Esto resulta particularmente apropiado en el caso de América Latina y el Caribe, donde históricamente las instituciones estatales han tenido dificultades para mantener las condiciones propicias para fomentar la prosperidad.

Durante esta década el BID ha trabajado con los países de la región en una creciente variedad de programas orientados a mejorar sus sectores públicos a fin de alentar el crecimiento económico y las inversiones, además de perseguir una mayor equidad social.

El Banco ha dedicado unos 5.000 millones de dólares para financiar programas de reorganización, racionalización y descentralización de entes y servicios estatales durante los últimos cuatro años. Tal vez más importante sea que el BID sigue aportándole asesoramiento experto a sus clientes sobre cómo realizar las reformas.

Si bien la tarea aún no está completa, se han registrado alentadores resultados al convertir burocracias anquilosadas en herramientas de gobierno cada vez más eficientes.

Por mencionar un ejemplo, el BID apoyó la exitosa reforma de las aduanas en Perú. Tras imponer reglas de probidad y profesionalizar al personal y trabajar con el sector privado para destapar cuellos de botella, el gobierno peruano ha convertido a su servicio aduanero en uno de los más admirados de todo el sector público. No sólo pasa las importaciones en cuestión de horas sino que su recaudación se quintuplicó en seis años.

Al acompañar a los países en sus esfuerzos por fortalecer sus democracias, el Banco se ha aventurado en nuevas áreas como la reforma judicial, que apunta a brindar mejor acceso a la justicia. En países como Guatemala, el BID apoya programas para crear pequeñas unidades judiciales en zonas rurales para servir a la población indígena.

El BID también alienta a sus clientes a utilizar la tecnología para mejorar la calidad de servicios estatales esenciales como la educación. En México el Banco apoya un ambicioso proyecto para ampliar la cobertura del programa de educación a distancia Telesecundaria, modernizando sus equipos de televisión y satélites, ofreciendo más entrenamiento a sus educadores y mejorando sus sistemas de evaluación.

En su discurso, Iglesias subrayó la importancia de lograr el consenso político para tener éxito en los programas de reforma del estado. En ese sentido, apuntó, tener una clara visión del papel que debe cumplir el estado, de los límites de su acción y del sentido de los cambios es uno de los más preciados activos en una reforma.

El BID, agregó, está listo para apoyar a los países prestatarios en sus esfuerzos por mejorar sus sectores públicos. Además de sus programas ya en marcha, Iglesias dijo que el Banco emprenderá las siguientes iniciativas:

(i) En el segundo semestre de 1999 auspiciará una conferencia sobre Reinvención del Gobierno en la Era Informática, con el fin de identificar y apoyar proyectos basados en las nuevas tecnologías para mejorar los servicios estatales.

(ii) En colaboración con el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo, desarrollará un sitio web con información detallada sobre la modernización del gobierno, a fin de crear una red de instituciones y expertos en la materia.

(iii) Para darle seguimiento a estas actividades, creará su propia Oficina de Informática, que dará apoyo a las demás actividades del Banco relacionadas con la modernización del estado.

(iv) Seguirá apoyando las iniciativas de la Mesa Redonda Regional sobre Evaluación y Medición de Resultados en la Administración Pública, un foro que le ha permitido a los gobiernos latinoamericanos compartir experiencias e innovaciones en materia de reforma del estado.

Jump back to top