News banner image

Noticias

BID aprueba US$70 millones para gasoducto entre Argentina y Brasil

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de 70 millones de dólares en financiamiento para el desarrollo, construcción, explotación y mantenimiento de un gasoducto de 437 kilómetros en el noreste de Argentina que abastecerá a una central termoeléctrica de 600 megavatios en Uruguaiana, Brasil.

El gasoducto de 24 pulgadas de diámetro será propiedad de la empresa operadora Transportadora de Gas del Mercosur, S.A., entre cuyos accionistas figuran Nova Gas Internacional S.A., Tecgas N.V., CMS Gas Argentina Company y Petronas Argentina S.A.

El proyecto promoverá la integración energética del Mercosur al alentar la exportación de un importante producto básico argentino y la diversificación de la matriz energética brasileña mediante el uso de una fuente de energía limpia e inocua para el medio ambiente.

El gasoducto correrá desde Aldea Brasilera en la provincia argentina de Entre Ríos hasta Paso de los Libres en la vecina provincia de Corrientes, en la frontera con Brasil sobre el río Uruguay. Desde allí, un gasoducto que está siendo construido del lado brasileño transportará el combustible hasta la central ubicada en Uruguaiana, en el estado brasileño de Río Grande do Sul. El nuevo sistema transportará por lo menos 2,8 millones de metros cúbicos de gas natural diarios provenientes de la Cuenca de Neuquén en el sur de Argentina.

Este proyecto, que representará la primera interconexión directa de las redes de hidrocarburos de Argentina y Brasil, podría ser expandido eventualmente para abastecer de gas natural a la ciudad brasileña de Porto Alegre.

El financiamiento provisto por el BID consiste en un préstamo por 40 millones de dólares del capital ordinario del Banco y un préstamo sindicado por 30 millones de dólares con fondos provistos por otras instituciones financieras mediante la suscripción de acuerdos de participación con el BID.

Fuentes de financiación privadas aportarían unos 63 millones de dólares en capital y deuda subordinada al proyecto mientras que una entidad financiera del gobierno estadounidense, la Overseas Private Investment Corporation, aportaría unos 27 millones de dólares adicionales en financiamiento.