Pasar al contenido principal
BID aprueba US$ 100 millones para apoyar política social en El Salvador

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de un préstamo de 100 millones de dólares para contribuir a fortalecer y consolidar el sistema de protección social para los más pobres en El Salvador.

El nuevo financiamiento de desembolso rápido apoyará la política social de reducción de pobreza, especialmente los esfuerzos por perfeccionar  los instrumentos de focalización para alcanzar a las familias más necesitadas. Se complementará el mapa de pobreza de El Salvador con censos familiares y un método de variables para clasificar y seleccionar a hogares como beneficiarios.

Asimismo, se mejorará la coordinación entre las instituciones involucradas en la política social de reducción de pobreza. Para ello, se fortalecerá el trabajo de las instancias directivas de la política social, sus instancias técnicas de coordinación intersectorial y el apoyo en terreno de los comités municipales. Adicionalmente, se desarrollarán instrumentos de coordinación y gestión presupuestaria para dar continuidad y sostenibilidad a los esfuerzos de política social dirigidos a los más pobres.

De igual modo, se consolidarán los mecanismos de participación ciudadana para que los comités comunitarios puedan cumplir con su papel de contraloría social de los programas sociales y sirvan como canales para que los reclamos de las familias beneficiarias lleguen a las instituciones públicas y a las organizaciones no gubernamentales que colaboren en la entrega de los servicios.

Además, se acompañará la aplicación de mecanismos de seguimiento y evaluación de los servicios sociales dirigidos a los más pobres con el objetivo de medir su efectividad, calidad y pertinencia, así como el grado de satisfacción de los propios beneficiarios.

Finalmente, se contempla el desarrollo de estudios técnicos que apoyen el mejoramiento en calidad de los servicios sociales dirigidos a los más pobres y contribuyan a profundizar la visión de mediano y largo plazo de la política social de reducción de pobreza.

Esta operación sería la primera de una serie de tres préstamos de apoyo a políticas por un total de 300 millones de dólares, al final de las cuales se espera haber contribuido efectivamente a consolidar el sistema de protección social para los más pobres con visión de política de Estado.

El préstamo es a 20 años, con un período de gracia de cinco años. Los intereses se subsidiarán parcialmente mediante la Facilidad de Financiamiento Intermedio del BID. En términos de costos financieros, esta fuente podría resultar más conveniente para El Salvador que la emisión de bonos, especialmente en un contexto de tasas de interés internacionales en alza.

 

Jump back to top