Pasar al contenido principal
BID aprueba préstamo de US$ 35 millones a Honduras para programa de turismo sostenible

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de un préstamo blando de 35 millones de dólares a Honduras para apoyar el Programa Nacional de Turismo Sostenible, una iniciativa para promover un sector capaz de aumentar los ingresos de divisas para el país y generar crecimiento y empleo en las economías locales.

El programa, que será ejecutado por el Instituto Hondureño de Turismo, financiará inversiones públicas para apoyar el desarrollo de un modelo turístico social y ambientalmente responsable que mejore la calidad de vida de las poblaciones locales. Asimismo fomentará la inversión privada, tanto en grandes emprendimientos como en micro, pequeñas y medianas empresas relacionadas con el turismo.

Bajo la iniciativa se consolidará y diversificará la oferta de productos y servicios turísticos para mejorar el posicionamiento de Honduras como destino tanto para el mercado regional como para el internacional. Las actividades se concentrarán en las zonas con mayor potencial turístico con el fin de lograr un efecto de derrame en otros lugares del país.

En la región de Copán, Honduras tiene un patrimonio arqueológico maya comparable con Tikal en Guatemala o Palenque en Chiapas o Chichén Itzá en Yucatán. Sin embargo, debido a limitaciones en sus vías de comunicación y oferta hotelera, Copán atrae a menos visitantes que esos otros destinos mesoamericanos.

El programa financiará la construcción de un aeródromo en Río Amarillo, a 17 kilómetros de Copán, para facilitar el acceso de turistas que en la actualidad deben hacer largos viajes por carretera desde San Pedro Sula o desde Guatemala para ver sus templos y pirámides.

Asimismo se restaurará el sitio arqueológico de Río Amarillo, donde se construirá infraestructura de administración y para visitantes, así como un cerco perimetral y una torre de vigilancia contra incendios.

En la comunidad aledaña de La Castellona se construirá una vía de acceso al sitio de Río Amarillo y se canalizará un tramo de las riberas de una quebrada para frenar la erosión de las estructuras mayas. Además se instalará una red eléctrica y se ampliará y mejorará el suministro de agua potable para las familias de la localidad y de agua cruda para el lavado de granos en un centro comunitario de beneficio de café.

En la Zona Costera, un destino de sol y playa que atrae mayormente a turistas hondureños y de otros países centroamericanos, el programa financiará la formulación de un plan regional de uso público y mejora ambiental para unos 100 kilómetros del litoral caribeño, entre la ciudad de Trujillo y la localidad de Omoa, donde se restaurará un sitio histórico, la Fortaleza de San Fernando.

Bajo este plan se zonificará la costa para designar las áreas de uso público o acceso restringido. Asimismo se financiarán obras para mejorar el acceso y la calidad ambiental de 13 kilómetros de playas en la ciudad de Tela y las localidades garífunas de Tornabé y San Juan.

En la vecindad del Parque Nacional Pico Bonito se construirá un centro de promoción del turismo científico, académico, de voluntariado y educacional (conocido por la sigla inglesa SAVE). El centro, que será administrado por una fundación especializada, tendrá habitaciones para alojar a investigadores, estudiantes y voluntarios que van a Honduras para colaborar con diversas obras de beneficencia.

El programa también hará inversiones en infraestructura para visitantes en tres áreas protegidas de la Bahía de Tela: los parques nacionales Jeannette Kawas y Punta Izopo y el jardín botánico Lancetilla.

Para estimular la inversión privada en el sector turismo, el programa financiará la infraestructura básica para el proyecto “Los Micos”, una iniciativa para construir dos hoteles con un total de 400 habitaciones, 130 villas y una cancha de golf de 18 hoyos en la zona de la Bahía de Tela.

El estado hondureño participará en este desarrollo turístico, aportando como capital la construcción de caminos, el abastecimiento de agua potable, una red de suministro eléctrico y sistemas de disposición de aguas servidas, drenaje pluvial y disposición de basuras. Las obras beneficiarán también a las poblaciones cercanas de Tornabé y Miami.

La primera fase del proyecto Los Micos tiene un costo estimado de 105 millones de dólares. Las inversiones hoteleras y de recreación propiamente dichas, que corresponden a más de 80 por ciento del costo total, serán hechas por el sector privado.

Para apoyar la participación de empresas más pequeñas en todo el país, el programa creará un fondo de fomento que brindará financiamiento a proveedores de bienes y servicios turísticos o relacionados con el turismo, como lavandería, mantenimiento, restaurantes y artesanías.

La estrategia del Programa Nacional de Turismo Sostenible fue objeto de un amplio proceso de consulta con empresarios y organizaciones locales, así como de sondeos de concertación con todos los pueblos indígenas y afrodescendientes en las zonas de influencia del programa.

El préstamo tiene un plazo de amortización de 40 años, con un período de gracia de 10 años. La tasa de interés anual será de 1 por ciento durante la primera década y de 2 por ciento de allí en más. Los recursos de contrapartida local ascenderán a 5.850.000 dólares.

 

Jump back to top