Pasar al contenido principal
37ª Reunión de Gobernadores del Istmo Centroamericano y República Dominicana en Guatemala

(Discurso tal y como fue preparado para su presentación)

 

Excelentísimo Señor Bernardo Arévalo, Presidente de la República de Guatemala; 

Distinguidos Gobernadores y Jefes de Delegación; 

Miembros de las Delegaciones participantes; 

Directores Ejecutivos del Banco Interamericano de Desarrollo y de BID Invest; 

Colegas del BID, BID Invest y BID Lab; 

Señoras y señores, amigos todos: 

 

Es un placer estar en Guatemala, y especialmente en la hermosa ciudad de Antigua, en mi primera visita al país como presidente del BID. 

A Guatemala se la conoce como "la tierra de la eterna primavera", y si alguien necesita una prueba la encontrará aquí mismo, en la que fue la antigua capital de este bello país y donde las flores parecen crecer en cada rincón que uno mire. 

Quiero agradecer especialmente al presidente Bernardo Arévalo y a las autoridades guatemaltecas por su presencia y por ser los anfitriones de esta 37.ª Reunión Anual de Gobernadores del Istmo Centroamericano y la República Dominicana. 

También quisiera dar las gracias a los gobernadores, directores ejecutivos y otros miembros de las delegaciones que han viajado hasta Guatemala para acompañarnos. 

Estamos aquí para hablar sobre los desafíos que enfrenta la gente en Guatemala y en todo el Istmo Centroamericano y la República Dominicana, y sobre cómo podemos garantizar que el Grupo BID esté en las mejores condiciones para ayudarles a enfrentarlos, inclusive con nuevas iniciativas como el programa regional América en el Centro.

Pero primero, quiero felicitar al presidente Arévalo y al pueblo guatemalteco por las últimas elecciones y la transición democrática que ha vivido Guatemala. Esto es un logro importante que no debemos minimizar. 

En un ambiente polarizado, nuestro compromiso desde el BID es apoyar el diálogo, tender puentes y trabajar estrechamente con el Gobierno para fortalecer las instituciones democráticas, el estado de derecho y la transparencia. 

Todo esto para promover un desarrollo sostenible que cree empleos, saque a más gente de la pobreza y beneficie a todos los guatemaltecos. 

Señor presidente, le deseo a usted y a su gabinete muchos éxitos. 

Me gustaría ahora compartirles unas breves apreciaciones sobre las perspectivas tanto para América Latina y el Caribe en general como para el Istmo Centroamericano y la República Dominicana en particular. Seguidamente, abordaré, si me lo permiten, mi visión sobre Guatemala y el trabajo del BID en este país. 

En el último año, América Latina y el Caribe ha crecido más de lo previsto. La inflación está disminuyendo, gracias a políticas monetarias y fiscales responsables. Al mismo tiempo, según los últimos datos disponibles, la pobreza disminuyó un 10% y es probable que haya caído aún más el año pasado. 

En el Istmo Centroamericano y la República Dominicana, los resultados económicos también han sido mejores de lo previsto, y superiores al resto de América Latina y el Caribe. 

Así pues, la pregunta sería: ¿es este rendimiento mejor de lo esperado un fenómeno permanente o tan sólo temporal? 

Nosotros creemos que estos son signos preliminares de que la región se halla ante un potencial punto de inflexión.

Y eso es porque hoy, a diferencia de en el pasado, América Latina y el Caribe en general y el Istmo Centroamericano y la República Dominicana en particular, tienen un gran potencial para ayudar a resolver algunos de los mayores retos globales. 

Desde la selva amazónica hasta Centroamérica y su biodiversidad y riqueza natural, nuestra región ayuda a absorber la emisión de CO2, mitigando el cambio climático para todo el mundo. En Centroamérica, el 70% de la energía viene de fuentes renovables, casi cinco veces la media mundial. Por último, América Latina y el Caribe produce lo suficiente para alimentar a 1.300 millones de personas.

Con las reformas y las inversiones adecuadas, América Latina y el Caribe en general y esta región en particular, podrían situarse en el centro de los esfuerzos globales para proteger la biodiversidad del planeta, dotarlo de energía limpia y aliviar la inseguridad alimentaria tanto en la región como a nivel mundial. 

El BID ha trabajado para ayudar a la región a aprovechar estas y otras oportunidades, y Guatemala es un buen ejemplo de ello. 

Guatemala tiene todo el potencial para sentar las bases de un futuro próspero, inclusivo y sostenible. 

Tiene la población más joven de América Latina y el Caribe. Este bono demográfico es un activo notable que puede conducir a un crecimiento económico más rápido, a más innovación, a una mayor vitalidad social y a un capital humano más fuerte. 

Guatemala también destaca por su crecimiento, el equilibrio de sus cuentas fiscales y la credibilidad de su política monetaria. 

De hecho, el país goza de una de las mejores calificaciones crediticias de la región, a solo un paso del grado de inversión según las agencias calificadoras. 

Por último, Guatemala posee uno de los patrimonios culturales más notables del mundo, con joyas como Tikal, patrimonio de la humanidad, y numerosas comunidades indígenas que se encuentran entre las más vibrantes y vitales del mundo y en las que se hablan dos docenas de lenguas indígenas. 

Desde la magnífica ave nacional, el quetzal, hasta sus imponentes lagos y volcanes, Guatemala también se destaca por su belleza natural. 

Todo esto crea una oportunidad única para que el país acelere el desarrollo sostenible, realizando las inversiones adecuadas para aprovechar todo su potencial de crecimiento. 

Y en el BID estamos comprometidos a trabajar estrechamente con el Gobierno para aprovechar esta oportunidad. 

Las conversaciones que vamos a mantener con nuestros gobernadores durante este encuentro nos ayudarán a ampliar el impacto de la labor que ya estamos realizando en países como Guatemala. 

Quisiera mencionar tres proyectos que desde este país muestran el valor del trabajo que hacemos en la región.

El primero es la carretera Tecpán-Patzún, que está ya aportando beneficios sociales y económicos tangibles a decenas de miles de guatemaltecos. A personas como doña Rosa Rodríguez, que vive en una comunidad agrícola no muy lejos de aquí, en Patzún. 

Doña Rosa dice que, gracias a la nueva carretera local, a los agricultores de su zona les resulta más fácil producir y vender sus productos. Sus vecinos también han visto cómo se incrementa el comercio, bajan los precios de los alimentos locales y aumentan las exportaciones, la mayor parte de las cuales se dirigen a Estados Unidos y Europa. 

El segundo ejemplo de proyecto transformador va a permitir incrementar la cobertura de electrificación en Guatemala, en particular en las zonas rurales, una prioridad para el Gobierno del Presidente Arévalo. Esta operación de 120 millones de dólares ya aprobada por el BID y pendiente de aprobación legislativa, beneficiará a 60.000 nuevos hogares. 

Otro de nuestros proyectos en Guatemala, de nuestro laboratorio de innovación BID Lab, está dedicado a la innovación agrícola y ya ha ayudado a casi 10.000 agricultores a invertir en tecnología climáticamente inteligente. Esto ha contribuido a aumentar la productividad de los cultivos hasta en un 50% en algunas zonas y evitado la emisión de 1,2 toneladas de CO2

Estos son sólo tres ejemplos del tipo de resultados de desarrollo que queremos aportar a Guatemala y a la región. 

Otro aspecto destacado del trabajo del BID es el énfasis en la integración regional. El nuevo programa regional que presentamos hoy, América en el Centro, se enfoca en el Istmo Centroamericano y la República Dominicana y se articula en torno a tres pilares fundamentales:

  • Productividad e integración económica 
  • Adaptación y resiliencia climática 
  • Desarrollo social de la juventud

Mediante nuevos programas e instrumentos financieros y una estrecha colaboración con el sector privado, así como con socios regionales e internacionales, esta iniciativa pretende maximizar el potencial de la región, promover el desarrollo sostenible y fomentar la resiliencia. 

Proponemos programas para mejorar las competencias digitales, facilitar el comercio, optimizar la gestión del riesgo de catástrofes y promover la acción climática. 

Este encuentro abre también un espacio para reflexionar junto con nuestros gobernadores sobre cómo podemos construir un Grupo BID que no solo sea más grande, sino mejor y más eficaz. Más capaz de apoyar a países como Guatemala.

Específicamente, hablamos de tres reformas importantes: la nueva Estrategia Institucional el Grupo BID, un nuevo modelo de negocios y recapitalización para BID Invest, nuestro brazo para el sector privado; y la reposición de recursos de BID Lab

Con el apoyo de nuestros gobernadores vamos a poder hacer más, no solo para Guatemala, sino para todo el Istmo Centroamericano y la República Dominicana. 

Hace un año, cuando nos reunimos en Belice, dije que los retos a los que se enfrentan los países centroamericanos no se crearon de la noche a la mañana, y por tanto no sería sensato pensar que los resolveremos en un día. 

Pero como están demostrando Guatemala y la región, con paciencia y perseverancia podemos lograr avances impresionantes. 

Gracias de nuevo, presidente Arévalo, por su amable acogida.

Acerca del BID
La misión del Banco Interamericano de Desarrollo es mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también lleva a cabo proyectos de investigación de vanguardia y brinda asesoramiento sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

También te puede interesar

Guatemala y el BID

Leer más
Jump back to top