Pasar al contenido principal
Para aumentar la productividad, hay que priorizar inversiones según el nivel de desarrollo de cada país, y de cada estado, según estudio del BID

Un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que, para mejorar el ingreso per cápita en Mexico, es necesario aumentar la productividad, priorizando las acciones orientadas a desarrollar los mercados de capitales, la infraestructura, la salud, y la integración y comercio.

Ante representantes del gobierno federal y estatal, del sector privado y académicos, el Economista Jefe del BID, José Juan Ruiz, presentó las conclusiones del estudio, “Prioridades de inversión para aumentar la productividad en México”. Participaron como comentaristas: Miguel Siliceo, Director General Adjunto Financiero del Banco Nacional de Comercio Exterior; Luis Foncerrada, Director General Centro de Estudios Económicos del Sector Privado; y Valeria Moy, Directora General de México ¿Cómo vamos?

Según el Economista Jefe del BID, entre los años 1960 y 2010, la brecha relativa de bienestar entre los estadounidenses y los mexicanos se amplió en un 8%. “Somos más ricos de lo que jamás fuimos, pero estamos más lejos del nivel de vida del norteamericano medio que lo que estuvieron nuestros abuelos” dijo.

¿Cuál es la solución? A partir de la crisis de la deuda externa en los años 80, alrededor de América Latina se recomendaba emprender reformas al por mayor y de talla única para flexibilizar y estabilizar la economía. A través de los años y la experiencia acumulada, los países de la región fueron más selectivos, identificando factores que se creían estaban relacionados con los niveles de productividad, e identificando las brechas con una serie de indicadores estructurales y sociales, controlando por el nivel de renta per cápita del país en cuestión.

El estudio del BID, elaborado durante los dos últimos años y utilizando datos de 18 países de la región, examinó en qué los países exitosos de la región invirtieron. Además, estudiaron como evolucionaron las prioridades de la política pública a la medida que iba aumentando el ingreso per cápita del país, para poder ver cuáles de las reformas tenían el rendimiento más alto.

En la presentación realizada, mostró como clasificaron los países, tanto de América Latina y el Caribe, como los países de la OCDE, en cuatro “clústeres” o agrupaciones de renta per cápita, medida por el concepto de PPP (Purchasing Power Parity/Paridad del Poder Adquisitivo), siendo el clúster 1 de menor ingreso. El clúster 1 abarca ingresos entre los US$3-5.300 en PPP; clúster 2, de US$5.500-10.500; clúster 3, de US$10.600-28.500; clúster 4, más de US$30.000 en PPP.

Comparando esas clasificaciones entre el año 2000 y 2012, identificaron 6 países latinoamericanos que dieron un salto positivo de un clúster al siguiente más alto (Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Panamá y Perú). Cinco de ellos lograron saltar del clúster 2 al clúster 3, pero ningún país latinoamericano logro saltar al clúster 4, el más alto, debido, según el estudio, a la baja productividad. México se mantuvo en el clúster 3 a lo largo de los 12 años.

El estudio investiga en que invirtieron aquellos países exitosos, utilizando 34 indicadores de 8 sectores que creen que afectan a la productividad: educación, mercados laborales, telecomunicaciones, salud, integración y comercio, innovación, infraestructura, y mercado de capitales.

Encontraron que, para hacer el primer salto, es necesario priorizar las condiciones mínimas para despegar, como la educación y salud; para hacer el siguiente salto y integrarse en la economía mundial, los países se enfocan además en mercados laborales e integración y comercio, y para el siguiente salto, priorizan la infraestructura.

Con los datos disponibles, hicieron cálculos para ver que necesitan los países del clúster 3, en el cual se ubica México, para tener un 75% de probabilidad de salto al desarrollo, y encontraron que sería una combinación de mejoramientos en infraestructura, mercado de capitales y salud.

Tomando como base el estudio original, los investigadores dieron un paso más, para incluir datos a nivel estatal, los cuales indican que la Ciudad de México, como algunas otras macro-ciudades de América Latina, como São Paulo y Buenos Aires, se ubica en el clúster 4. Veintitrés estados, ubicados en el centro y el norte del país, pertenecen al clúster 3, mientras 7 estados, ubicados hacia el sur del país, pertenecen al clúster 2 y, según la metodología del estudio, deben enfocarse en los temas de salud, mercados laborales e integración y comercio.

LOS ESTADOS DE MÉXICO, clasificados en clúster según la renta per cápita

Clúster 4

Ciudad de México

Campeche

Clúster 3

Aguascalientes

Baja California

Baja California Sur

Coahuila

Colima

Chihuahua

Durango

Guanajuato

Hidalgo

Jalisco

México

Nuevo Leon

Querétaro

Quintana Roo

San Luis Potosí

Sinaloa

Sonora

Tabasco

Tamaulipas

Veracruz

Yucatán

Zacatecas

Clúster 2

Chiapas

Guerrero

Michoacán

Nayarit

Oaxaca

Puebla

Tlaxcala

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Jump back to top