Pasar al contenido principal
La banca busca financiar a pequeñas y medianas empresas

Un estudio reciente basado en encuestas a entidades financieras en  2004 y 2006 muestra un mayor interés de la banca en ampliar su área de negocio con las pequeñas y medianas empresas, lo cual se refleja en un mayor porcentaje de bancos que afirman tener políticas especialmente dirigidas a la financiación de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y departamentos específicos orientados a la gestión de préstamos a estas compañías.

La encuesta de 2006 realizada a los ejecutivos responsables de las PYMES de 85 bancos en 19 países de América Latina y el Caribe, muestra que 9 de cada 10 bancos encuestados poseen un área para PYMES, y que 8 de cada 10 consideran a las PYMES como un componente estratégico dentro de su negocio, pero tan solo 6 ofrecen entrenamiento y consejos sobre comercio exterior, y únicamente en 3 casos los préstamos concedidos a este sector superan el 60% del total de préstamos.

Esta encuesta, encargada por la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN), refleja un ambiente optimista acerca del potencial de las PYMES y la región para el periodo 2007-2008: 9 de cada 10 bancos se muestran optimistas.

Los bancos de Centroamérica y el Caribe tienen un optimismo moderado y consideran que la situación de las PYMES será “ligeramente” mejor (71%), según el estudio.

El estudio indica también que la visión más optimista y alentadora sobre el futuro de las PYMES está claramente asociada a la especialización del sector, por lo tanto los préstamos tradicionales de capital circulante, aun predominan, pero poco a poco los bancos van incorporando hipotecas y préstamos con garantía.

Los bancos también indicaron su interés en incrementar sus operaciones con las microempresas y remesas, áreas importantes para realizar una cobertura de la actividad bancaria en la región.

Concesión de préstamos

De acuerdo con las conclusiones de la encuesta, tres elementos se incluyen en la ecuación de costes de los préstamos concedidos en la región: tasa de interés, seguridad y comisiones.

El análisis caso por caso de los estados financieros de las empresas: flujo de efectivo y activos, es todavía el modelo de tasar el riesgo más utilizado para la concesión de préstamos a las PYMES. Solo 3 de cada 10 instituciones encuestadas utilizan sistemáticamente una metodología basada en una nota al crédito.

Otros datos nos muestran que 7 de cada 10 bancos encuestados tienen bases de datos centralizadas sobre la historia crediticia de las compañías y su grado de endeudamiento actual.

Desafíos por delante

La banca aun posee un conocimiento del segmento de la pequeña y mediana empresa muy limitado. Un sector que engloba al 97% de las compañías, que da trabajo al 77% de los empleados y que contribuye  de 30  a 60% del PIB en la región.

De acuerdo con las instituciones encuestadas, las barreras más importantes a las que se enfrentan las PYMES para acceder al crédito son: dificultad para demostrar su solvencia (67%), la informalidad en general (53%) y la específica de su dirección corporativa (44%).

Otra gran barrera es que estas compañías ya están endeudadas mediante otras instituciones financieras y resulta difícil evaluar la calidad del valor de dicha deuda.

Aunque algunas entidades mencionaron la implicación de los costes administrativos en la financiación de las PYMEs, éstos fueron mencionados en último lugar.

En general, los bancos continúan utilizando los mismos métodos que en 2004 para financiar a las PYMES: en primer lugar su capital propio (65%), luego las líneas de crédito extranjeras (14%), y por último, las organizaciones financieras internacionales (9%).

Jump back to top