Noticias

Honduras reducirá la mortalidad materna y neonatal con apoyo del BID

Préstamo de US$69 millones permitirá reducir la mortalidad materna e infantil en los municipios más pobres del país

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$69 millones a Honduras para mejorar los servicios de salud con el objetivo de reducir la morbi-mortalidad materna y neonatal en los municipios más pobres del país, mediante la mejora de la calidad, gestión y capacidad de respuesta de los servicios de salud y en apoyo a la política de Reducción Acelerada de la Mortalidad Materna Infantil (RAMNI).

En Honduras, la razón de mortalidad materna ha disminuido de 182 a 60 muertes por cada 100.000 nacidos vivos entre 1990 y 2015, frente a un promedio regional para América Latina y el Caribe de 67 muertes por 100.000 nacidos vivos. La mortalidad infantil también se redujo en un 38% al pasar de 39 a 24 muertes por 1.000 nacidos vivos entre 1990 y 2012. Sin embargo, la reducción de la mortalidad infantil en el período 2006-2012 solo disminuyó un 4%, lo que demuestra que el ritmo de reducción se ha desacelerado. El desafío más importante es la reducción de la Mortalidad Neonatal, ya que representa el 62% de las muertes infantiles y que no se ha reducido en 20 años, permaneciendo constante, en 18 muertes por 1.000 NV.  Además de lo anterior, los indicadores de salud materna en el país evidencian una importante brecha en el acceso a los servicios de salud reproductiva y Planificación Familiar, especialmente en el quintil inferior de distribución de ingresos. En Honduras, 2 de cada 10 partos todavía ocurren en la comunidad (partos atendidos en casas y no asistidos por profesionales de la salud), incrementándose a 4 de cada 10 a nivel rural, estando muy por debajo de otros países de la región.

Con el objetivo de reducir con mayor celeridad la mortalidad materno-neonatal, el proyecto se centrará en fortalecer los servicios de salud reproductiva con enfoque de género e interculturalidad para mejorar la oferta y la utilización informada de métodos modernos de planificación familiar, que pueden reducir las muertes maternas hasta en un 32%. Además, permitirá aumentar la cobertura de la atención del parto institucional frente al parto comunitario y mejorar la calidad de la atención de las complicaciones obstétricas-neonatales. Para mejorar la capacidad resolutiva de los hospitales, se financiará:  construcción y equipamiento de  Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales en tres hospitales generales, la ampliación y equipamiento de las salas de neonatología del Hospital Escuela Universitario y la construcción y equipamiento de salas obstétricas‑neonatales en hospitales. El proyecto permitirá financiar tecnologías como la telesonografia móvil, que permite realizar un diagnóstico adecuado de la madurez y salud del niño en el vientre de la madre durante el embarazo y reducir en un 32% las muertes por prematurez. Por último, se apoyará el empoderamiento de la mujer en la toma de decisiones para la búsqueda de atención en el caso de señales de peligro, la elaboración de un plan de parto para cada embarazada y la organización comunitaria para el transporte de emergencias. Además, se garantizará la dotación de recursos humanos, medicamentos e insumos necesarios para la atención de partos y de las complicaciones obstétricas-neonatales.

Los criterios de priorización utilizados para definir los municipios en los que se intervendrá a través de este proyecto tendrán en cuenta el nivel de pobreza, el número de muertes maternas por municipio, la procedencia de las muertes maternas e infantiles ocurridas en los hospitales nacionales de referencia y la cobertura de atención prenatal, parto, y postparto por municipio.

El monto total del proyecto es de US$69 millones, de los que US$41,4 millones son con cargo a capital ordinario regular del BID con un plazo de amortización de 25 años, un periodo de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR y US$27,6 millones son con cargo a capital ordinario concesional con un plazo de amortización de 40 años, un periodo de gracia de 40 años y una tasa de interés del 0,25%.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.