Pasar al contenido principal
Trinidad y Tobago integrará cambio climático a agenda de desarrollo

Préstamo BID US$80 millones permitirá reducir vulnerabilidad y emisiones de gases de efecto invernadero

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$80 millones para ayudar a Trinidad y Tobago a integrar en las instituciones y políticas nacionales el cambio climático y su impacto.

“El programa fortalecerá y modernizará el marco regulatorio, institucional y político con el fin de desarrollar y promover instrumentos que permitan evaluar y reducir la vulnerabilidad y los riesgos relacionados con el cambio climático”, afirmó el jefe del proyecto de equipo del BID, Gerard Alleng. “Las medidas de reducción de emisiones y adaptación cumplirán un papel clave en un país que es extremadamente vulnerable al impacto del cambio climático”.

Se cree que los mayores impactos del cambio climático en este y otros estados del Caribe serán el incremento de las temperaturas, la disminución de las precipitaciones y el aumento del nivel del mar. En Trinidad y Tobago, estas condiciones afectarán considerablemente la situación biofísica y socioeconómica en áreas como la agricultura, la salud y los asentamientos de la población, las zonas costeras y los recursos hídricos.

“Esta iniciativa también fomentará políticas y mercados relacionados con el carbono que permitirán reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, agregó Claudia Perazza, la otra jefa del proyecto del BID. “Este financiamiento es el primero de un programa de dos préstamos basados en políticas, creado con el objetivo de ayudar al Gobierno de Trinidad y Tobago a diseñar e implementar un proceso de reforma que le permita adoptar vías de desarrollo con baja emisión de carbono”.

Dado que Trinidad y Tobago es un país productor de petróleo y gas, su gobierno reconoce el compromiso con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero como parte de su respuesta al cambio climático. El gobierno identifica la necesidad de ciertos requisitos financieros para abordar los problemas del cambio climático de manera adecuada y la importancia de desarrollar un marco de políticas para poder adoptar un desarrollo con baja emisión de carbono. Habrá un enfoque especial en lograr una mayor capacidad de adaptación y el fortalecimiento de e instituciones para administrar la cartera relacionada con el cambio climático.

El préstamo se otorga a 20 años, con un período de gracia de cuatro años y una tasa de interés variable basada en la tasa LIBOR. El proyecto estará a cargo del Ministerio de Finanzas.

Jump back to top