Energía sostenible para Haití, Bahamas y Barbados

Septiembre 11, 2017
Decenas de miles de haitianos que perdieron sus casas en Puerto Príncipe han abandonado la ciudad y han emigrado a las aldeas o a campamentos temporales. Las organizaciones internacionales de socorro están actualmente ayudando a construir clínicas, escuelas, centros administrativos y almacenes en algunos de estos pueblos, que están situados en áreas remotas sin acceso a servicios básicos.

Esperanza para Haití

Julio 18, 2017
Haití produce mangos de excepcional calidad, pero casi la mitad de la cosecha se pierde antes de llegar a mercado. Apenas 10 por ciento de la producción se exporta. Paradójicamente para un país con 10 millones de árboles de mango, Haití importa jugo de mango.

Un techo para Haití

Julio 18, 2017
GRAND GOAVE, Haití – Maryse Auguste dice que está contenta con su nueva casa, un prolijo albergue de un ambiente construido luego del terremoto del 12 de enero por jóvenes voluntarios de Un Techo Para Mi País, una organización no gubernamental especializada en proveer vivienda temporaria a personas pobres en América Latina.  

Haití vuelve a exportar

Julio 18, 2017
Los primeros embarques de mangos orgánicos de Carifresh a Estados Unidos salieron de su planta de empacadora en Puerto Príncipe la última semana de abril, casi dos meses más tarde que lo habitual. Pero esta no es una temporada normal.

Apoyo a Haití tras el terremoto

Julio 12, 2010
En los seis meses pasados desde el devastador terremoto del 12 de enero, el Banco Interamericano de Desarrollo ha movilizado un total de recursos sin precedentes para ayudar a Haití en sus esfuerzos por recuperarse tras el peor desastre natural sufrido por un país en la historia.
2010-07-12

La mujer latinoamericana y caribeña: más educada pero peor pagada

Octubre 15, 2012
Pese a tener más años de educación que los hombres, las mujeres aún se concentran en ocupaciones peor remuneradas como la enseñanza, la salud o el sector servicios. Al comparar hombres y mujeres de la misma edad y del mismo nivel educativo, los hombres ganan un 17 por ciento más que las mujeres en América Latina.

La vida después de las pandillas

Agosto 27, 2012
Un programa de seguridad ciudadana en Jamaica busca alejar a mujeres de la delincuencia organizada Para Pauline Crooks, abandonar la pandilla de Montego Bay que le permitió ganarse la vida durante seis años no fue una decisión rápida o fácil. Madre soltera, con tres hijos, siguió asistiendo al “lugar de trabajo” de los criminales luego de iniciar un curso para padres ofrecido por el Programa de Seguridad Ciudadana y Justicia, una iniciativa lanzada por el gobierno de Jamaica en 2007 para reducir la delincuencia en las comunidades más violentas de la isla.

Cultura Ciudadana es clave para mitigar la violencia, según estudio

Mayo 30, 2012
Informe patrocinado por el BID explora la cultura ciudadana como factor para el éxito a largo plazo en la mitigación de la violencia Cualquier estrategia exitosa de prevención de la violencia debe incluir medidas para reconocer y modificar comportamientos que responden a creencias, emociones y factores culturales, según un nuevo estudio patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

A dos años, Haití da vuelta de página

Enero 09, 2012
Casi a dos años del terremoto de diciembre del 2010, Haití está decidido a demostrar al mundo que está abierto a las inversiones Apoyado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en noviembre el nuevo gobierno haitiano celebró una conferencia de inversiones en Puerto Príncipe que congregó a más de 1.000 participantes, entre ellos centenares de empresarios provenientes de 29 países. Durante el evento se anunciaron numerosos negocios, entre ellos varios proyectos para construir hoteles en la capital.

Haití: seguridad con energía solar

Octubre 06, 2011
Proyecto BID-GEF mejora alumbrado público en dos campamentos para víctimas del terremoto La falta de alumbrado es una preocupación en los campamentos para víctimas del terremoto en Haití, dado que la oscuridad cobija a los delincuentes. En los meses que siguieron al sismo, una ola de crímenes como robos y violaciones en los campamentos llevó algunos administradores a imponer toques de queda para tratar de frenar la violencia.