SOBRE O BID

About-us

Processo de Programação Financeira do BID

Políticas Operativas Generales

DEFINICION

El proceso de Programación es el ejercicio mediante el cual el Banco define su estrategia y programa sus actividades de préstamo, cooperación técnica, pequeños proyectos, cofinanciamiento y de preinversión a nivel de país y subregional. La Programación Subregional es aquella que se hace por grupos de países, para propósitos comunes que transcienden el interés de un país o de organismos multilaterales subregionales que financian proyectos y programas de cooperación financiera o técnica.

OBJETIVOS

Establecer la estrategia del Banco y definir las áreas prioritarias de acción para cada país prestatario y subregión para promover su desarrollo económico y social. Acordar con cada país prestatario el programa de operaciones y asistencia técnica, garantizando que éste contribuya a lograr efectiva y eficientemente los objetivos de desarrollo.

ORIENTACIONES BASICAS

El proceso de programación se apoya y complementa con estudios económicos y sectoriales del país y la región. Este proceso requiere de un enfoque multidisciplinario y de un diálogo estructurado y continuo con los países prestatarios y con los organismos subregionales, sobre temas relevantes del desarrollo económico y social. El proceso de programación por país conduce al mantenimiento permanente del Programa Operativo del Banco ("Pipeline").

La programación de operaciones por país debe ser consistente con:

  • Las necesidades de desarrollo socio-económico y prioridades de cada país;
  • las metas globales operativas a mediano plazo, los lineamientos y estrategias generales para lograr estas metas y las políticas operativas del Banco;
  • la previsión de los recursos financieros disponibles;
  • los lineamientos establecidos en el documento de país y en los documentos regionales. La Programación por País y Subregional siguen procesos y generan documentos similares.
  • El Directorio Ejecutivo examina sistemáticamente los programas de país y la programación regional. Los documentos de programación (específicamente el Documento de País y el Anexo de Operaciones) constituyen el principal escenario para el diálogo sustantivo entre el Directorio Ejecutivo y la Administración acerca de las políticas macroeconómica y de desarrollo y, de los problemas de gestión que enfrente un país.

ELEMENTOS

1. Perfil I de un préstamo de inversión, Perfil de Préstamo Sectorial, Perfil de Préstamo Híbrido, Perfil de Pequeños Proyectos, Perfil de Cooperación Técnica * u operaciones del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), cuyo objeto es registrar el proyecto o cooperación técnica en el inventario de posibles operaciones del Banco y su posterior o simultánea incorporación en el Programa Operativo que se acuerde con el país.

2. Documento de País (CP) tiene la función de regir eficazmente las relaciones operacionales del Banco con los países miembros prestatarios. Para cumplir con dicha función debe servir de medio eficiente para precisar el diálogo entre el Banco y el país, establecer una estrategia convenida y servir de base para el proceso de programación y la evaluación de los programas. A estos efectos, el Documento de País debe:

a. Ser compatible con los mandatos del Octavo Aumento de Recursos del BID y de la Estrategia Institucional del Banco. Ello no significa que en todos los documentos de país hayan de figurar todas las cuestiones prioritarias de la estrategia institucional, sino que se destacarían cada vez que fuese posible los cuatro pilares y los dos temas fundamentales. El documento de país debe plantear claramente las prioridades para la fijación de parámetros de referencia, estableciendo un equilibrio entre las necesidades y las ventajas comparativas.

b. Reflejar un consenso entre el país y el Banco sobre los objetivos trazados a mediano y largo plazo y la estrategia que se adoptará para su logro, identificando los frentes en los que la colaboración del Banco contribuiría más eficazmente a la consecución de los objetivos, al tiempo de brindar un marco eficaz para la programación de país del Banco. Este diálogo constituye un proceso continuo que se lleva a cabo durante la formulación de la estrategia y que guía su ejecución dentro del ciclo. Para tener la seguridad de que se logrará esa eficacia, el documento de país debe contener una estrategia precisa y no ser un informe de diagnóstico o macroanalítico, debe presentar una visión integrada de las actividades de todas las entidades del Grupo del Banco y debe ser sucinto y simplificado en su estilo.

c. Tener sólida base en la labor analítica por sector y sobre el país. Para ello es preciso que en todo el proceso haya una colaboración oportuna entre las unidades afectadas del Grupo del Banco tanto en los departamentos regionales como en los centrales; y que haya una efectiva coordinación con las organizaciones nacionales, regionales e internacionales que participan en esa labor. En particular, habrá que hacer un esfuerzo concertado por coordinar nuestro programa de labor analítica por sector y sobre el país con el del Banco Mundial y con los de otros organismos de desarrollo, según proceda.

d. Dar participación a los directamente interesados en el proceso de preparación y darlo a conocer al público una vez aprobado por el Directorio. Sin embargo, no debe entenderse que las consultas con interesados que no sean del sector público entraòen negociar la estrategia con los grupos de esa índole, sino simplemente que se trata de una oportunidad para entablar un diálogo amplio acerca de cuestiones fundamentales de desarrollo que afectan al país.

e. Estar sincronizado con el ciclo político del país para lograr una máxima sinergia con la política y las estrategias del país. Dado que ello entraòaría preparar un nuevo documento de país únicamente cada cuatro a seis años, se establecería un mecanismo adecuado de actualización.

f. Facilitar una evaluación de la aportación del Banco al proceso de desarrollo en los países miembros prestatarios. Para ello habrá que incluir en el documento de país indicadores que se puedan controlar y utilizar posteriormente, en la medida de lo posible, para hacer esa evaluación.

3. Misión de Programación cuyo objetivo es acordar con las autoridades nacionales el programa operativo del Banco con el país. Está constituida por los siguientes elementos:

a. Memorándum de Programación (MP), en el cual se definen los términos de referencia para el diálogo entre el Banco y las autoridades nacionales en torno a la acción del Banco en el país y a la formulación del programa operativo. El MP debe ser consistente con la estrategia establecida en el CP vigente. Cuando existan cambios con la estrategia definida o el CP esté desactualizado, deberá incluirse una sección especial actualizando la estrategia de acción del Banco.

b. Misión de Programación, en la cual se discute en detalle con las autoridades nacionales el papel del Banco en el proceso del desarrollo socio-económico del país y/o subregión, se dialoga sobre las políticas de desarrollo, se examina la marcha de las acciones que fueron acordadas entre el Prestatario y la Representación como parte del proceso de evaluación de la cartera de préstamos y, se acuerda el programa operativo.

c. El Informe de la Misión de Programación (PMR), en el cual se presenta los resultados de la misión de programación e incluye el programa operativo acordado con las autoridades. El PMR puede consistir únicamente en una copia de la Ayuda Memoria de los acuerdos de la misión. __________________________________________________________

Documentos de Referencia Vigentes: 
TAPOMA, octubre 1993,
AB-1704, agosto 1994,
GN-1838-1, julio 1994,
Instructivo de la Vicepresidencia Ejecutiva (PC Mail H1B34988), noviembre 1993,
Documento "Proceso de Programación por País", aprobado por el Comité de Coordinación, abril 1995,
GN-2020-6, marzo 2003.