urbano

 

Cuándo fue la última vez que oíste decir: “¡Este año mejoró el tráfico!”

 

La movilidad urbana en América Latina generalmente empeora año a año, como resultado del rápido crecimiento del parque automotor. Aunque las diez ciudades principales de América Latina son responsables por más del 30% del PIB regional, sus residentes gastan más de una hora diaria en el transporte. El crecimiento económico traerá mayores tasas de motorización y un aumento en el número de viajes por persona. La creciente congestión es un problema multidimensional que exige diseñar políticas y programas integrales.

 

El Banco apoya iniciativas dirigidas a promover una movilidad urbana (i) productiva, que favorezca un uso eficiente del espacio vial; (ii) limpia, que mitigue las problemáticas de contaminación y cambio climático; (iii) multimodal, e integrada con el ambiente urbano y; (iv) inclusiva, asequible y segura para todos; (v) innovadora en la prueba y adopción de nuevas tecnologías y (vi) gobernable, transparente y fiscalmente sostenible.

 

PUBLICACIONES DESTACADAS