Transporte
transport

Transporte en América Latina y El Caribe

Desde la División de Transporte del Banco Interamericano de Desarrollo perseguimos el objetivo de promover el desarrollo económico y calidad de vida de sus habitantesa través de actividades de transporte e infraestructura de manera eficiente, accesible, sostenible y segura.

Nuestra línea operativa y de conocimiento poseen una visión integrada de los diferentes tipos de pasajeros y transporte de carga (carretera, urbano, ferroviario, aéreo, puertos) en combinación con las áreas estratégicas de Seguridad Vial, Logística de Cargas, Transporte Sostenible, Sistemas Inteligentes de Transporte y Grandes Proyectos. La experiencia y la generación de conocimiento específico son los factores de diferenciación del Banco en el sector transporte en Latinoamérica.

Los proyectos de transporte tienen en cuenta las características de cada país, la importancia de la integración regional, las dimensiones de género y las intervenciones ambientales, sociales y fiscales, al mismo tiempo que subrayan la importancia del crecimiento de la inversión pública y de la participación del sector privado en la financiación de infraestructuras.

Logística de cargas

Cambio de reglas de juego: Impacto de la ampliación del Canal de Panamá en la logística global

La ampliación traerá consigo nuevas oportunidades de desarrollo para América Latina y el Caribe desde que los países logren mejorar el desempeño de su infraestructura logística. Los altos costos logísticos retrasan el desarrollo y crecimiento de América Latina y el Caribe que se ubican entre el 18 y el 40 por ciento del valor del producto final, lo que les dificulta lograr una ventaja competitiva sobre las grandes economías emergentes como China, cuyos costos son sólo alrededor del ocho al 10 por ciento.

¿Qué está haciendo el BID para ayudar a la región a prepararse para la ampliación del Canal?

El Banco Interamericano de Desarrollo ha estado trabajando para preparar a la región para la ampliación del Canal mediante la modernización de la infraestructura, la mejora de los servicios de transporte de carga, la optimización de la coordinación institucional entre los organismos públicos y el impulso de la participación del sector privado.

El BID también está apoyando el desarrollo de observatorios de transporte de carga y logística y la eliminación de obstáculos en las fronteras internacionales. Esto ayuda a los exportadores a ser más competitivos y productivos.

El BID también está contribuyendo:

  • Financiando programas para el diseño de políticas e incentivos públicos que redunden en una mejor gestión del transporte de carga
  • Financiando programas para el desarrollo de infraestructuras de transporte y logística especializadas (plataformas de logística, plataformas multimodales de transporte, puertos y aeropuertos y centros de consolidación de carga)
  • Desarrollando políticas y planes logísticos nacionales
  • Apoyando la preparación de acuerdos de libre comercio dentro y fuera de la región que eliminen las barreras arancelarias onerosas y modernicen los procedimientos aduaneros
  • Ayudando a los países a invertir en equipos más eficientes que reduzcan los costos operativos
  • Proporcionando la mano de obra con conocimientos específicos de gestión de logística que permita a los sectores público y privado controlar la globalización de sus cadenas de suministro
  • Abriendo el paso para la innovación de la logística del transporte de carga en la región y aquellos servicios y especialización del transporte de carga sumamente necesarios
  • Liderando el desarrollo de metodologías, análisis y herramientas de conocimiento que aumenten la eficacia de la logística nacionalDe existir las condiciones adecuadas de infraestructura, servicios de transporte de carga y un entorno competitivo apropiado, el BID considera que es viable que América Latina y el Caribe sean parte de cadenas globales de suministro.
Transporte sostenible

El sector Transporte es de vital importancia para el desarrollo socioeconómico de América Latina y el Caribe. Actualmente los gobiernos están trabajando intensamente en acortar la brecha entre la oferta y la demanda de transporte, para así facilitar el acceso a la salud, educación, empleos y mercados para todos los grupos económicos y sociales, con una amplia cobertura geográfica y de una manera segura, accesible y favorable para el medio ambiente. Varios países y ciudades están tomando medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como lo demuestra el interés creciente en los sistemas de transporte rápido de autobuses. El desafío ahora es replicar y expandir estos ejemplos positivos.

En 2010, el Banco puso en marcha el Plan de Acción Regional de Transporte Sostenible (REST-AP por sus siglas en inglés) a fin de orientar a sus países clientes y de facilitar la incorporación de la mitigación y adaptación al cambio climático, en las operaciones del BID en el sector Transporte. Las primeras actividades se han concentrado en la construcción de conocimiento y capacidades por medio de talleres y seminarios internacionales, desarrollo de estudios (sobre instrumentos climáticos en el sector transporte, por ejemplo) y capacitación del personal y clientes del BID en transporte sostenible de pasajeros y carga en zonas urbanas.

Se prevé que la iniciativa REST genere un caudal sostenido de préstamos y cooperaciones técnicas que ayuden a los países miembros en el desarrollo de políticas nacionales y locales de transporte sostenible con bajos índices de emisiones de carbono. En 2010, el Banco aprobó seis préstamos, por un total de US$650 millones, para la reforma, expansión y mejoramiento de sistemas de transporte público, así como 14 cooperaciones técnicas no reembolsables.

Las prioridades estratégicas de REST-AP:

  • Mejorar la base de conocimientos acerca de las prioridades de la mitigación y adaptación al cambio climático.
  • Fortalecer las instituciones y la capacidad pública y privada para la acción sobre el cambio climático
  • Desarrollar directrices, instrumentos y criterios para incorporar la mitigación y adaptación al cambio climático en las operaciones de Transporte del BID.
  • Identificar y desarrollar el potencial del financiamiento y asistencia técnica para el transporte sostenible bajo en emisiones de carbono.
  • Ampliar las inversiones que apunten a reducir las brechas de financiamiento y que apalanquen las inversiones del sector privado.