Carbon Neutral Initiative

Programa de Sostenibilidad Corporativa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis dolore te feugait nulla facilisi.

Iniciativa sobre Neutralización de Carbono

La iniciativa sobre neutralización de carbono del Banco destaca el compromiso del Banco para abordar el cambio climático reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero a través de medidas de ecoeficiencia, donde quiera que se puedan aplicar, y compensando aquellas emisiones que sean inevitables. El compromiso del Banco en este sentido refuerza los objetivos de su Política de Medio Ambiente y Cumplimiento de Salvaguardias, así como su Iniciativa sobre Energía Sostenible y Cambio Climático. Estas promueven la reducción y control de las emisiones de gases de efecto invernadero, particularmente de aquellas actividades que producen grandes volúmenes de las mismas.

La Iniciativa sobre Neutralización de Carbono del Banco se basa en cuatro líneas de acción:

Calcular la huella de carbono del BID:

Thumbnail

El Banco calcula su huella de carbono con un inventario anual de las emisiones de gases de efecto invernadero de la sede principal del Banco y oficinas de país, incorporando emisiones directas e indirectas asociadas con la operación de sus oficinas, incluyendo calefacción, electricidad, viajes de negocios regulares y relacionados a la reunión anual.

 

Emisiones de gases de efecto de invernadero del BID

Con el fin de calcular su huella de carbono, el BID ha iniciado un inventario anual de gases de efecto invernadero (GEI) originados en sus actividades corporativas. Se trata de un cálculo detallado de las emisiones directas e indirectas de GEI, en este caso de los edificios de la sede, del desplazamiento aéreo a la reunión anual y de las 26 representaciones nacionales del Banco en América Latina y el Caribe, así como de sus dos oficinas no regionales ubicadas en Francia y Japón. El resultado del inventario de GEI representa el total de toneladas de dióxido de carbono equivalentes (tCO2eq), es decir, la “huella de carbono del Banco”.

El inventario de GEI del BID se prepara conforme los protocolos ofrecidos por el programa de Líderes del Clima de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Para mayor información sobre este programa, por favor descargue los documentos (PDFs) correspondientes al inventario y metodología.

Reducir la huella de carbono del BID:

Thumbnail

Implementando medidas de ecoeficiencia y programas ecológicos, y adquiriendo créditos de energía renovable emitidos a productores de energía renovable (por ejemplo, los campos de viento).

                 

Compensar la huella de carbono del BID:

Thumbnail

Mediante la compra de reducciones de emisiones verificadas (REV) originadas en proyectos de energía renovable y eficiencia energética en América Latina y el Caribe. En mercados de carbono voluntarios, las actividades que reducen la emisión de gases de efecto de invernadero producen REVs (créditos de carbono) que pueden ser vendidos a las empresas o individuos interesados en compensar su huella de carbono.

Compensación de carbono

Por cada tonelada de CO2 que emite, el Banco "compra" una reducción equivalente de emisiones CO2 en algún lugar de América Latina o el Caribe. Los fondos que el Banco usa para estas compras van directamente a una comunidad local o negocio en la región para financiar más opciones de desarrollo que sean favorables con el medio ambiente. Estos proyectos traen ventajas directas a la comunidad local, junto con la ventaja global de reducir emisiones CO2.

Por lo tanto, el pago hecho por el BID por cada tonelada de CO2 de su huella de carbono reduce eficientemente la cantidad de CO2 que entra en la atmósfera en una tonelada. Este proceso es conocido como “compensación de carbono”. Se dice que los pagos del Banco (y la reducción de CO2 se compra) "compensan" las emisiones CO2 que el Banco genera, y las compras son referidas como “compensaciones de carbono” o "créditos de carbono”. La compensación de carbono es un modo de "comprar" reducciones de emisiones en otra parte para compensar las emisiones creadas por uno mismo que pueden ser evitadas sólo con gran dificultad o son inevitables.

 Liderar con el ejemplo en la región:

Miniatura

Difundiendo y promoviendo los esfuerzos del BID dirigidos a calcular y manejar su huella de carbono y promoviendo la iniciativa en la América Latina y el Caribe.

 

 

A la vez, el BID ha comenzado a indagar sobre cómo desarrollar una metodología para cuantificar anualmente las emisiones de GEI en sus operaciones crediticias que producen cantidades significativas de gases de efecto invernadero.

El BID reconoce que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero puede traducirse en una variedad de beneficios ambientales, económicos y sociales para América Latina y el Caribe, y en ese sentido se ha comprometido a trabajar con sus países miembros en la búsqueda de oportunidades para avanzar en los campos de la eficiencia energética y la energía renovable.

Alianzas ambientales

Como parte del compromiso permanente de mantener los estándares más elevados de sostenibilidad, el BID continúa sus esfuerzos en buscar formas de reducir sus emisiones de GEI, inicialmente en su sede de Washington D.C., y posteriormente en sus 26 representaciones nacionales.

Asimismo, el BID ha unido esfuerzos con la EPA en Alianza para Energía Verde y como socio en ENERGY STAR. Con ello confirma y complementa sus compromisos de seguir comprando energía de fuentes sostenibles, y de medir, fijar hitos y mejorar su desempeño energético.

En 2007 el BID recibió la calificación de Energy Star para sus instalaciones en Washington, D.C., la cual ascendió a 84 de 100 puntos posible. Esto ubica al Banco entre los líderes más destacados entre las organizaciones comparables en el Distrito de Columbia.

Por favor descargue el documento (PDF) de la alianza correspondiente para revisar los compromisos de cada socio y el progreso relacionado con el BID a la fecha:

Nuestra huella de carbono

Todos contribuimos diariamente al cambio climático. Las emisiones de dióxido de carbono que producimos conduciendo un vehículo, viajando en avión o dejando las luces encendidas aumentan rápidamente.

Nuestra huella de carbono mide la cantidad de emisiones de gas de invernadero que nuestro estilo de vida crea. Para reducir nuestro impacto en el cambio climático, lo primero es saber la cantidad de emisiones de la que somos responsables.

El BID reconoce que las emisiones de gases de invernadero originadas en sus actividades son un componente fundamental de su huella ambiental, y por ello se ha comprometido seriamente con la neutralización de sus emisiones. El Banco ha sido pionero de este concepto con la neutralización de emisiones durante su reunión anual de 2006, convirtiéndose en la primera institución multilateral de desarrollo que se proponía medir y manejar su huella ambiental.

Desde el 2007 el Banco ha neutralizado todas las emisiones inevitables originadas en su sede a través de una serie de proyectos de compensación de emisiones en América Latina y el Caribe.